Alfonso Fernández Mañueco, Agustín S. de Vega y María Teresa Fernández de la Vega. / ICAL - NACHO VALVERDE
Alfonso Fernández Mañueco, Agustín S. de Vega y María Teresa Fernández de la Vega. / ICAL - NACHO VALVERDE

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, defendió este viernes en Segovia que “seguir el criterio, la opinión de los órganos consultivos, evita dificultades a todos los gobiernos, al Gobierno de España, los gobiernos autonómicos, locales”, como así lo hace la Junta y manifestó su deseo de incorporar las reflexiones que salgan de la jornada ‘Función consultiva y responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas derivadas de la COVID-19’, organizada en el campus de la UVa en Segovia, por el Consejo Consultivo de Castilla y León, con la presencia del Consejo de Estado, que encabeza María Teresa Fernández de la Vega, con el resto de consejos autonómicos.

Mañueco remarcó que seguir los criterios de los consejos consultivos, que no hay duplicidad en sus actuaciones con el Consejo de Estado, evita además “dificultades ante los tribunales de justicia, incluso ante el propio Tribunal Constitucional».

En la inauguración de esta importante jornada, que contó con la conferencia del magistrado emérito del Tribunal Constitucional, Jorge Rodríguez-Zapata sobre ‘Retos de la función consultiva ante la COVID-19’, el presidente de la Junta subrayó que la pandemia “ha dejado un importante cúmulo de secuelas personales y sociales”, para añadir que “no son precisamente menores las consecuencias jurídicas”, que analizan por letrados y consejeros de toda España, en el “ámbito sensible de la responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas por aquellas medidas que tuvimos que adoptar durante la pandemia”.

Según Fernández Mañueco, estamos en un Estado de Derecho que garantiza a todos los miembros tener la posibilidad de presentar una reclamación de responsabilidad patrimonial, en otras vías, cuando entienden que sus derechos se han visto afectado por la Función Pública. “Hay muchas incertidumbres y lo que queremos es luz y claridad”, sostuvo el presidente de Castilla y León, que agradeció el debate, y dijo que Castilla y León tendrá muy en cuenta las reflexiones, el camino a seguir. “Es ahora cuándo y cómo nos tienen que indicar cómo lo tenemos que afrontar”, resumió.

El presidente de la Junta recordó que hay “mucha gente”, como ponen de relieve los datos del Consejo Consultivo de Castilla y León y el Consejo de Estado, que “está ejerciendo con plenitud y libertad”.