presidente de la junta alfonso fernandez manueco
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. / EFE - NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en la rueda de prensa ofrecida este miércoles para la captación de Fondos Europeos de Nueva Generación reconoció que, gracias a la “evolución favorable” de la Comunidad en relación a la Covid-19, el interior de establecimientos hosteleros, comerciales y deportivos “puedan reabrir” a partir del próximo lunes, 8 de marzo. Para ello, confía en que “la ocupación de las UCI sea inferior al 35%” en Castilla y León.

En pasado lunes, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ya remarcó que para comenzar la ‘desescalada’ las unidades de cuidados intensivos (UCI) tendrán que tener un porcentaje de ocupación inferior al 35% en la Comunidad y de 25% en cada provincia. “La ‘desescalada’ está condicionada a este baremo“, aseguró Mañueco este miércoles.

El presidente de la Junta insistió en que se levantarán esas medidas excepcionales, que van más allá del nivel cuatro, cuando se produzca ese descenso en el número de enfermos covid en las UCI, pero “nunca antes del lunes”. Si “hoy o mañana se produce”, el lunes entrarán en vigor, e incluso podrían aprobarse mañana, jueves, en el Consejo de Gobierno. De esta forma, a partir de las 6.00 horas del lunes, cuando cumple el toque de queda, se levantarían las restricciones.

“Necesitamos que el suministro de vacunas se multiplique por cuatro”

Por otro lado, el presidente confía en aumentar la celeridad de la campaña de vacunación en Castilla y León. Por ello, reclama al Gobierno un incremento del número de dosis en el suministro. “Necesitamos que el suministros de vacuna se multiplique por cuatro en Castilla y León”, subrayó; y añadió: “Ya nos encargaremos de aplicarlas con la rapidez que venimos mostrando”. Asimismo, Mañueco recalcó que la Comunidad ocupa los primeros puestos en cuanto a vacunación contra la Covid-19.