De izq a dcha, María Dolores Pérez, Rosa Contreras y Javier Cuadrado. / EL ADELANTADO
Publicidad

La actividad en Manos Unidas no descansa y, después de haber logrado llevar a cabo en 2019 los cinco proyectos que se propusieron, esperan desarrollar en 2020 otros cuatro más en las zonas más necesitadas de Asia, África y Centroamérica, para los que apelan un año más a la solidaridad de la sociedad segoviana.

La directora de Manos Unidas en la provincia, Rosa Contreras, acompañada del voluntario Javier Cuadrado y la misionera cordobesa María Dolores Pérez Carrasquilla, que lleva más de 34 años trabajando en Zimbabue, presentó la campaña ‘Quien más sufre el maltrato al planeta no eres tú’, centrada en los devastadores efectos que el cambio climático está produciendo en la población más empobrecida.

Así, la delegación segoviana de la ONG espera recaudar en torno a 151.500 euros para poder llevar a cabo los cuatro proyectos que han seleccionado dentro de los cinco campos sobre los que trabajan: sector educativo, sanitario, agrícola, promoción social y desarrollo de la mujer, tal y como recordó Javier Cuadrado.

Desarrollar un proyecto social con el que fortalecer el liderazgo comunitario de jóvenes y adolescentes indígenas en Guatemala, mejorar la vida de las familias de Uganda a través de la agricultura, acabar con la estigmatización de las mujeres viudas en la región india de Goalpara -“a la vista de los ciudadanos, ellas son las culpables de la muerte de sus maridos”, aseguró Cuadrado- y prevenir y preparar a la población rural de Filipinas ante los desastres naturales tras haber sufrido en 2013 los efectos devastadores del huracán Yolanda, son las vías a las que Manos Unidas Segovia pretende destinar lo recaudado durante este año.

El viernes, bocata solidario

Para ello, han elaborado un amplio programa de actividades por medio de sus diferentes arciprestazgos y los voluntarios de cada uno de ellos, entre los que destaca una nueva edición del bocata solidario. Esta iniciativa, una de las que mayor acogida tiene por la sociedad segoviana, se llevará a cabo este viernes 7 de febrero a partir de las 09.00 horas en la Academia de Artillería, con entrada desde la calle San Antón. Cenas solidarias, marchas, eventos deportivos y festivales, así como campañas de colecta, serán otras de las actividades destinadas a lograr la financiación de los proyectos elegidos por la ONG.

Del mismo modo, la exposición ‘La mujer en el siglo XXI’ permanecerá un mes y medio más en la provincia, entre La Granja, la Catedral de Segovia -falta la última aprobación- y Cuéllar, antes de presentarse en Mallorca.

“La acogida por parte de la sociedad segoviana a todas nuestras actividades siempre es buena”, agradeció Javier Cuadrado. “En el bocata solidario, por ejemplo, colaboran tanto voluntarios como bares y otras empresas de alimentación. Cada uno aporta lo que puede y gracias a ellos podemos llegar a un gran número de beneficiarios directos e indirectos”, añadió el voluntario.

La ONG logró el pasado año unos ingresos totales superiores a 193.000 euros, correspondiendo la parte principal a las aportaciones de los socios, los donativos de particulares y las actividades y colectas realizadas por las diferentes parroquias, con más de 96.000 euros recaudados. Esta última partida es algo menor que en 2018, principalmente por la ausencia de herencias legadas, que en años anteriores habían permitido desarrollar más proyectos de los previstos inicialmente.

Además, Rosa Contreras agregó que la situación económica de las familias incide directamente en sus aportaciones. “Manos Unidas depende en gran medida de los donativos, tanto de sus socios como de personas anónimas, y las colectas. Si la gente no atraviesa una buena situación no puede participar en las colectas y colaborar con su parroquia”, afirmó.