Los manifestantes, en la plaza de la Reina Doña Juana, junto a la Delegación de la Junta en Segovia. / Kamarero
Publicidad

Los sindicatos UGT, CCOO y CSIF protagonizaron ayer una nueva jornada de reivindicación en defensa de los derechos de los empleados públicos, y la recuperación de las 35 horas semanales de trabajo, con una manifestación que tuvo dos puntos de especial interés en la capital segoviana, la Gerencia Territorial de Servicios Sociales y la sede de la Delegación Territorial de la Junta.