teatro juan bravo mclan previo
Carlos Tarque y Ricardo Rupérez, en una imagen promocional. / EL ADELANTADO

Desde hace más de dos décadas, la tierra segoviana siempre ha respondido bien a la llamada de M-Clan, el grupo liderado por Carlos Tarque, que actúa en la tarde de este viernes en el Teatro Juan Bravo y que, como era de esperar, vendió todas las entradas disponibles prácticamente en menos de lo que dura un disco. De cualquier modo, esta vez la visita es diferente y especial y es que, sobre las tablas, al grupo le faltará toda su banda; se presentará en formato dual y volverá a sus orígenes, al momento en que el propio Tarque y Ricardo Ruipérez se conocieron y apostaron por crear un proyecto que ya suma 28 años.

Así, a partir de las 19:30 horas y sin más arma musical que un par de guitarras y algo de percusión, Tarque y Ruipérez tratarán de convencer al público segoviano con las versiones de sus temas más conocidos reducidos a un formato íntimo y acústico. Quizás menos apto para rockeros, pero más seductor para cualquier amante de la buena música y, con toda seguridad, más atractivo para aquellos que siguen al grupo desde hace años y nunca han llegado a escuchar cómo suenan sus canciones preferidas en un sonido sin artificios ni arreglos, que se acerca a su concepción original.

Después de un tiempo en solitario tras la grabación en 2016 y posterior gira de su último disco, ‘Delta’, la pandemia y la manera en la que los conciertos se han visto obligados a reinventar sus formatos volvió a unir a ambos músicos en la carretera, que desde el pasado verano han recorrido mano a mano y guitarra y voz toda España, pasando en los últimos meses por ciudades como Madrid, Zaragoza, Valencia, Gran Canaria, o Guadalajara, su último destino antes de llegar hoy a Segovia.

Con toda probabilidad, a partir de las 19:30 horas, por el escenario del Juan Bravo desfilarán nombres como los de ‘Carolina’ o ‘Maggie’, sonarán canciones de ‘Usar y tirar’ y entre llamadas a la Tierra, miedos y sopas frías, el público segoviano pedirá a los músicos murcianos que se queden a dormir y no dejen de cantar todos esos grandes éxitos que han sido banda sonora de una generación para la que ellos han sido los reyes del rock en español y que ha dado paso a los ‘milenial’ y el reguetón.