Luquero, contraria a una posición institucional del Ayuntamiento sobre La Floresta

1

“No nos vamos a meter a gobernar casa ajena; igual que no me gustaría, por ejemplo, que el PP en la Diputación cuestionara nuestra política en el CAT”. La alcaldesa, Clara Luquero, quiso intervenir con esta declaración en el pleno durante el debate de una moción del Grupo de UPyD Centrados en Segovia que solicitaba la adhesión del Ayuntamiento a la petición de otros consistorios de la provincia para que la institución provincial destine los fondos previstos para la adquisición del citado inmueble a reactivar los Planes Provinciales.

La moción no prosperó porque únicamente votaron a favor los grupos de Ciudadanos e IU, amén de los dos concejales de UPyD, mientras el Grupo Socialista se abstuvo y el Popular votó en contra y ni siquiera participó activamente en el debate (la portavoz, Raquel Fernández, dijo que un ayuntamiento no debe injerir en la gestión de otras administraciones).

El portavoz de UPyD, Cosme Aranguren, al final de la sesión, hizo una pregunta en la que cuestionó la coherencia del Gobierno socialista municipal. “No quieren instar a la Diputación en esta ocasión pero sí han promovido una recogida de firmas en contra del palacio de congresos (La Faisanera) e incluso recurrieron a los tribunales”, afirmó.

Duras fueron también las palabras del edil de IU, Ángel Galindo, que calificó la posible operación de compra de La Floresta como “capitalismo de amiguetes” y dijo que el PP provincial se dedica a “invertir para los amigos o para unos pocos en lugar de hacerlo en los pueblos, para la mayoría social”. María José García Orejana, de Ciudadanos, consideró que la Diputación “en ningún momento debe dedicarse a la adquisición de inmuebles cuando hay otras necesidades” más urgentes.

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, concejal del PP, no estaba en el pleno cuando se debatió esta moción.