Luquero ve “inadmisible” la significación política del Fórum de Sindics de Cataluña
Publicidad

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha mostrado este domingo su sorpresa y malestar por la vinculación del Fórum de Sindics, Defensor i Defensores locals de Catalunya (Fórum SD) –entidad a la que pertenece la Defensoría de la Ciudadanía de Segovia y a la que el Consistorio destina 1.264 euros al año– con la defensa de los líderes independentistas, cuyas evidencias publicó este fin de semana EL ADELANTADO.

La regidora considera “inadmisible” que la Junta Directiva de la asociación catalana se significase, a través de un manifiesto, en contra de la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo contra los líderes del Procés, máxime cuando la organización –vocacionalmente apolítica– representa a defensorías locales de toda España.

“El Fórum no solo agrupa a defensores de Cataluña, sino que también participan en él varias ciudades del resto del país, y lo que no puede hacer es pronunciarse como entidad sin tener en cuenta la opinión de los demás. Es una cuestión que tengo que hablar con la Defensora de la Ciudadanía, pero en mi opinión es inadmisible que un ente que nos representa a todos se pronuncie en ese sentido, y menos valorando decisiones judiciales. No podemos comulgar con ello”, ha sentenciado Luquero.

La vinculación del Ayuntamiento de Segovia y de la Defensoría local con el Fórum de Sindics se remonta a 2008, cuando a petición del entonces defensor, José García Velázquez, la institución pasó a formar parte de la organización catalana en busca de asesoramiento y formación, y se ha mantenido con los sucesivos defensores.

No obstante, ante los posicionamientos políticos de la entidad, el Gobierno municipal se plantea ahora pedir explicaciones al Fórum de Sindics y, “siempre respetando la autonomía de la actual defensora”, estudiar la retirada de los fondos municipales que anualmente destina el Ayuntamiento al pago de la membresía. Una partida de 1.264 euros que fue aprobada en la última Junta de Gobierno local y cuya continuidad queda ahora en el aire.

Partido Popular

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de la capital ha manifestado su indignación con el equipo de Gobierno municipal por la falta de rigurosidad que, consideran, ha provocado que el Consistorio participe todavía en una asociación “que apoya causas tan poco nobles como el separatismo”.

“Es una absoluta vergüenza. Sobre todo cuando hay colectivos segovianos a los que se les está reduciendo su subvención, como a la Asociación de Vecinos de Santa Eulalia. Hay que ser mucho más rigurosos a la hora de establecer las subvenciones y, por supuesto, primar a las segovianas”, ha asegurado el portavoz del PP, Pablo Pérez.

El edil popular ha anunciado, además, que su grupo municipal preguntará por la cuestión en el pleno municipal del próximo viernes: “Necesitamos luz y taquígrafos”.

Ciudadanos

La formación naranja, a través de su portavoz, Noemí Otero, ha rechazado este domingo que “el Ayuntamiento y, por ende, todos los segovianos que vivimos en esta ciudad destinemos un solo céntimo a cualquier institución que se dedique a dar soporte al desafío independentista y a poner en jaque la unidad de España”.

La líder de Cs considera “reprobable” y “bochornosa” la situación y emplaza a la Defensoría de la Ciudadanía a que, desde su autonomía, se replantee a qué organismos destina sus fondos.

“Desde luego a nosotros no nos parece de recibo seguir perteneciendo a esta asociación, salvo que explícitamente se retracte de sus palabras. Esperamos que de ahora en adelante se compruebe, previamente a dar soporte a ninguna institución, que cuáles son sus finalidades y posicionamientos, especialmente en una entidad que debería ser apolítica y dedicada únicamente a la defensa de los derechos e intereses de los ciudadanos”, ha expresado Otero.

Izquierda Unida

El concejal y portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Ángel Galindo, ha reaccionado a la información publicada por este diario pidiendo una valoración más amplia de la labor que desarrolla el Fórum de Sindics. El edil considera necesario analizar y poner en contexto los motivos por los que la Defensoría segoviana ha mantenido su pertenencia a la asociación con sede en Cataluña durante todos estos años.

“No es que estemos financiando a una entidad independentista, sino que estamos abonando una cuota para poder estar en una red de intercambio de información y de experiencias que dé apoyo a nuestros defensores, que son quienes sucesivamente han querido seguir vinculados al Fórum”, ha defendido.

En cualquier caso, Izquierda Unida considera que sería bueno que este tipo de asociaciones no se pronunciasen políticamente y mantuvieran su independencia: “Evidentemente no compartimos su adhesión al manifiesto; ahora lo que podemos hacer es pedir una aclaración y plantearnos seguir perteneciendo a esa entidad”.

Podemos-Equo

El partido morado ha demandado que se aproveche la coyuntura generada por la polémica adhesión a la organización catalana para poner la lupa “en las decenas de convenios similares que aprueba y mantiene el Consistorio, especialmente en materia cultural”.

El grupo municipal de Podemos-Equo considera fundamental hacer un mayor seguimiento de la política municipal de adhesiones y revisar cuáles a día de hoy cumplen, o no, una función de interés para la ciudad.

Al respecto de la vinculación con el Fórum de Sindics, el edil Guillermo San Juan pide que, en la medida de lo posible, se actualice el convenio con una entidad de ámbito nacional, “que quizá no existiese en su momento, cuando se acudió a una más regional”.