Luquero lamenta la “falta de transparencia” en el proceso de la Base Logística de Defensa

La alcaldesa elude hacer autocrítica e insiste en que el equipo de Gobierno ha hecho “todo lo que había que hacer” para traer el proyecto a Segovia

Pese a reconocer que la decisión del Ministerio de Defensa de ubicar en Córdoba la sede de la Base Logística del Ejército de Tierra ha supuesto “un golpe” para Segovia, la alcaldesa Clara Luquero reiteró ayer, jueves, sin autocrítica la defensa del trabajo realizado por el equipo de Gobierno para conseguir atraer este proyecto a la capital, y lamentó la “falta de transparencia” del Ministerio a la hora de establecer los criterios previos a las capitales interesadas en albergar este macrocentro fabril militar que supondrá una inversión de 350 millones de euros y la creación de hasta 3.000 empleos directos e indirectos.

La Junta de Gobierno aprobó ayer una declaración institucional en la que expresa el rechazo “tanto en el fondo como en la forma” de la decisión del Gobierno de llevar a Córdoba la base militar, y reclama “de manera urgente una reunión con la ministra de Defensa Margarita Robles para aclarar el procedimiento de designación que se ha seguido, así como para abordar soluciones de futuro para las instalaciones militares con que cuenta nuestra ciudad, reclamando nuevos proyectos que puedan amortiguar el golpe recibido”.

En la declaración, el equipo de Gobierno enumera de forma sucinta los pasos dados para hacer patente la candidatura de Segovia como sede de este centro, reiterando la reunión mantenida en marzo de 2020 con el entonces secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, solicitada tras conocer la inquietud por el futuro de la Base Mixta de los trabajadores del bicentenario centro fabril militar ante la más que probable puesta en marcha del Plan COLCE con el que el que las Fuerzas Armadas quiere reagrupar los 12 centros logísticos repartidos por toda España.

Así, el documento explica que en la reunión la alcaldesa y la concejala de Urbanismo Clara Martín “avalaron el interés de la ciudad, adjuntando documentación planimétrica, textual y fichas urbanísticas referidas a la posible ubicación del proyecto, con una superficie de 2,7 millones de metros cuadrados”.

Del mismo modo, “comprometieron la puesta en marcha de planes de vivienda y servicios adecuados a la futura base, y recalcaron la excelente situación geoestratégica de la ciudad, su buenas infraestructuras de telecomunicación y la situación socioeconómica de un territorio fuertemente golpeado por la despoblación, invocando a favor de Segovia el reto demográfico y el equilibrio territorial”; aunque en la declaración no se expresa si estos compromisos fueron acreditados a través de documentos.

Lo que si entregaron al secretario de Estado fue una copia del Plan Estratégico de la Ciudad de Segovia 2018-2023 “en el que se recoge la apuesta por la innovación y por proyectos estratégicos con componente innovador”.

En la declaración, se hace constar la respuesta de Olivares, que aseguró que el Plan COLCE “se trataba de un proyecto a largo plazo que precisaba una fuerte inversión económica de la que no se preveía poder disponer a corto plazo”; así como la petición del Ayuntamiento de que “se nos comunicara cualquier cambio en esta situación para adoptar cuantas medidas fueran necesarias para concretar las actuaciones a acometer en aras a poder acoger esta plataforma logística militar”.

Sin respuesta por parte del Ministerio, el Ayuntamiento señala que conoce por “diferentes informaciones periodísticas” el hecho de que ciudades como Jaén estaban “desarrollando diferentes actuaciones urbanísticas y sociales, y el pasado 22 de enero tuvimos conocimiento de que Córdoba se había desplazado hasta la sede del Ministerio de Defensa para presentar su proyecto de candidatura”.

“Para nuestra sorpresa y sin comunicación alguna por parte del Ministerio se hizo pública la designación de esta última ciudad como futura sede, y el consistorio segoviano no ha recibido información alguna de las fechas y plazos que maneja el Ministerio de Defensa para la puesta en marcha de dicha infraestructura militar”, concluye la declaración.

En su comparecencia semanal ante los medios de comunicación, Luquero se mostró muy crítica con el proceso para la designación de Córdoba, y criticó la “falta de información y transparencia” del Ministerio de Defensa. “Si el ministerio hubiera hecho lo que tenía que hacer, debería haber convocado a las ciudades candidatas la aceleración del proceso para presentar la documentación complementaria –señaló la alcaldesa- y ese hubiera sido el momento para sumar esfuerzos con las distintas administraciones de cara a elaborar un proyecto común”.

No hay engaño

No quiso poner el acento en la gestión de otras administraciones, y rechazó haber sido “engañada” por el Ministerio de Defensa, pero insistió en que la información sobre el proceso “no ha fluído como debiera”, y dejó en el aire la duda de que la candidatura de Córdoba se incorporara a la carrera por la sede de forma oficial con la presentación de su proyecto unos días antes del anuncio de la decisión final.

“En enero, las ciudades candidatas eran según nuestras noticias Toledo, Jaén y Segovia, y podemos conjeturar lo que queramos, pero los hechos son los que son– añadió Luquero-. Sabemos que no es una licitación, sino que es una decisión del Ministerio, y puede haber criterios estratégicos que lo justifiquen y que nosotros no entendamos, pero quisiéramos saber por boca del Ministerio cuales han sido”.

Por otra parte, señaló que “se equivocan” quienes señalan que desde el Ayuntamiento se ha hecho poco para atraer el proyecto a Segovia, y aseguró que “hemos hecho todo lo que teníamos que hacer y tengo la conciencia muy tranquila”; para posteriormente cargar contra aquellos que “ponen el grito en el cielo y pican alto, pero no lo hacen cuando no conseguimos que el Gobierno regional reaccione y tome cartas en el asunto para resolver la insuficiencia de infraestructuras en materia sanitaria que tiene la ciudad”.

También se refirió de forma expresa al portavoz Popular en el Ayuntamiento, al que definió como “maestro de la sobreactuación”, y recordó que pese a integrar como senador la comisión de Defensa de la Cámara Alta “no ha salido en defensa del territorio y no ha hecho bien su trabajo, por lo que no puede poner notas a los demás”.

“Duele más cuando es un gobierno del mismo signo”

El refrán castellano asegura que ‘no hay peor cuña que la de la misma madera’, y esa es la sensación que reconoció ayer tener la alcaldesa al asegurar que la decisión de la base logística del Ejército de tierra “duele más cuando es un gobierno del mismo signo político”. pero hasta ahí limitó sus críticas hacia sus compañeros de partido, sin ocultar el malestar por una decisión que le ha situado a los pies de los caballos en su ciudad. Mucho menos prejuicios tuvo a la hora de señalar que la declaración institucional cuenta únicamente con el aval del equipo de Gobierno, justificando esta decisión al asegurar que una declaración “no es una cuestión de grupos políticos, porque es el Gobierno municipal quien la asume”, y señaló que “no se puede buscar el consenso frente a quienes usan la demagogia, por lo que es la Junta de Gobierno quien se posiciona porque es la ciudad la que recibe el mazazo”.

PP y Cs afirman que la declaración sólo refleja las “excusas” del PSOE

Lejos de apaciguar el ánimo de la bancada de la oposición, ávida de respuestas y aclaraciones sobre el asunto, la declaración institucional del equipo de Gobierno sobre la base logística ha encendido a los partidos políticos representados en el pleno municipal, para los que no han sido suficientes las explicaciones contenidas en el documento aprobado ayer por PSOE e IU.

Así, desde el Partido Popular, su portavoz Pablo Pérez aseguró que “no es oportuno que una ciudad como Segovia salga pidiendo explicaciones sobre un proyecto para el que no ha trabajado lo suficiente para optar a él, por lo que sólo se explica como la necesidad de la alcaldesa de esconder sus vergüenzas y tratar de buscar otros responsables que no sean el equipo de Gobierno, tal y como ya dijimos que iba a suceder”.

Pérez manifestó que en febrero de 2020 el grupo Popular ya avanzó las intenciones del Ministerio de Defensa sobre la Base Logística, así como el interés de otras ciudades españolas por ser su sede, por lo que en su opinión “ha habido tiempo más que suficiente” para elaborar y presentar un proyecto que pudiera competir con el resto de candidatas.

Así, señaló que llevar a la reunión con el subsecretario de Defensa “los planos de unos terrenos y una copia del Plan Estratégico no parece bagaje suficiente como presentación de una candidatura”, y aunque reconoce que el Gobierno no estableció bases ni plazos para esta decisión, el hecho cierto es que otras ciudades si que realizaron trabajos orientados a este fin.

“Segovia tenía que haber presentado un proyecto adaptado a las necesidades del Ejército”, asegura el portavoz Popular, que señaló que “la ausencia de éste ha mermado las posibilidades de la capital en la lucha por ser la sede de la base logística. Por ello, indicó que la declaración institucional “más que explicaciones ofrece excusas, porque ellos –el equipo de Gobierno- saben que no han hecho nada”.

Por su parte, Noemí Otero aseguró que la declaración “es un relato interesado por parte de la alcaldesa, para autoexculparse de su inacción y falta de liderazgo en el asunto de mayor envergadura de la ciudad en las últimas décadas”, y ha lamentado que “la alcaldesa nuevamente vaya por libre y esquive la unidad de la corporación municipal, al realizar una declaración de la Junta de Gobierno Local que solo incluye al PSOE e IU en lugar de buscar el consenso de todos los grupos políticos”.

Además, anunció que su grupo ha presentado en el Registro Municipal una solicitud para que el equipo de Gobierno facilite información concreta derivada de algunas de las explicaciones dadas en la declaración institucional. Así, Ciudadanos pedirá una copia de todos los documentos entregados el pasado cuatro de marzo de 2020 al Secretario de Estado de Defensa; de la petición realizada para una reunión con la Ministra de Defensa, y de la documentación acreditativa de la presentación de la candidatura de Segovia. También pedirá que se aclaren las gestiones realizadas antes de este encuentro que expresa en el documento.

Desde Podemos-Equo, su portavoz Guillermo San Juan también critica la declaración institucional, y califica de “telegráficas” las explicaciones que presenta sobre el proceso de gestión de la candidatura de Segovia, pero comparte las críticas de la alcaldesa hacia la falta de transparencia del Ministerio de Defensa a la hora de adjudicar la sede del centro logístico.

“Es evidente que no ha sido un proceso ordenado y transparente, pero no es menos cierto que desde Segovia se podía haber hecho más, presentando un proyecto liderado por la alcaldesa de carácter proactivo no sólo aportando documentación, sino un plan que hubiera marcado la diferencia”.

“Segovia partía con desventaja con el resto de ciudades, porque aquí no se ha hecho nada durante años, lastrada por el desarrollo turístico. El proyecto de Córdoba ha puesto sobre la mesa un mapa de titulaciones específicas relacionadas con la Defensa, una estrategia industrial y de comunicaciones, mientras que nosotros no tenemos un proyecto concreto y determinado sobre la ciudad”, asegura el edil de la formación morada.