Luis Callejo en Erase una vez en Euskadi
Callejo, con tres de los actores que interpretan a los niños protagonistas de ‘Érase una vez en Euskadi’. / La Canica Films

El actor segoviano Luis Callejo se mete en la piel de un ‘maqueto’ de Granada, Jesús, en el Mondragón de los años ochenta, con la ópera prima de Manu Gómez ‘Érase una vez en Euskadi’, en las carteleras de cine españolas desde el viernes, aunque todavía no en las de Segovia.

Callejo, que ha promocionado la película en redes sociales, tuvo que ensayar mucho para lograr ser convincente como andaluz, más con la peculiar manera de Granada, nada sencilla, por el empeño del director de “sacarlos de su zona de confort”, según informa Efe. Al actor, ‘Érase una vez en Euskadi’ le parece una historia “muy especial, que no estaba contada y era muy genuina”.

La productora, La Canica Films, sitúa la historia en el verano de 1985: “El colegio ha terminado, por fin llegan las ansiadas vacaciones para Marcos —personaje interpretado por Asier Flores (el pequeño de ‘Dolor y gloria’)— y sus tres amigos, José Antonio, Paquito y Toni».

Poco después del estreno ‘Maixabel’ y con el recuerdo de narraciones de la historia vasca reciente, como ‘Patria’, ‘Fe de etarras’ o ‘El negociador’, el debutante Manu Gómez aporta la mirada sobre los terribles años 80 en el País Vasco vistos con los ojos de unos críos, hijos de ‘maquetos’, término con el que vascos nacionalistas se han referido a los emigrantes andaluces.

Son cuatro chavales que se cuentan sus cosas, juegan con las pelotas de goma que la policía ha estado lanzando contra manifestantes proetarras o espían a una vecina cubana, esplendorosa y negra, que tiene enamorado a uno de ellos.

“Ese era el decorado de mi infancia: la insurgencia, las manifestaciones, las sucursales quemadas, las pelotas de goma. Y por supuesto, el sida, que destrozó a los hermanos mayores de los niños protagonistas”, resume el realizador vasco. Hermanos como el melenudo Félix (Jon González), empeñado en “ser y pertenecer” a la tierra donde ha nacido aunque sus padres no hablen euskera.

El reparto lo completan actores como Marian Álvarez, Vicente Vergara, Pilar Gómez, Vicente Romero, María Isasi, Arón Piper y Josean Bengoetxea, entre otros.

Por otro lado, Callejo se muestra ilusionado con la preselección del cortometraje ‘No me da la vida’, del que es uno de los protagonistas, para la 36ª edición de los Goya, después del éxito de público de la comedia coral ‘Donde caben dos’, estrenada el pasado verano.