José Mazarías (izquierda), en la Plaza de Toros de Segovia como delegado territorial en 2021. / EL ADELANTADO
José Mazarías (izquierda), en la Plaza de Toros de Segovia como delegado territorial en 2021. / EL ADELANTADO

Aún en febrero, la temporada taurina ya ha empezado y son muchas las empresas y ayuntamientos que ya se han movido para organizar sus respectivos festejos. En el caso de Segovia capital, ha sido el propietario de la Plaza de , Manuel Lozano, el que ya ha dado los primeros pasos y ha presentado en el Consistorio un programa para todo el año, después de que el bicentenario coso no contara con ningún espectáculo taurino en 2023. Sin embargo, desde el Ayuntamiento, pese a cambiar de partido, parece que tampoco se materializará un apoyo; y eso que desde grupos de la oposición se llegó a achacar que el pacto entre el Partido Popular (PP) y Vox para aprobar los Presupuestos iba sujeto a un acuerdo en materia cultural y taurina, propuesto por los dos concejales de la segunda formación.

Lozano solicitó una reunión con el actual equipo de Gobierno, que tuvo lugar el martes con la presencia del alcalde, José Mazarías, y el concejal de Cultura, Juan Carlos Monroy. Tras el encuentro, Lozano subrayó a este medio que «Mazarías asegura que no hay presupuestado nada en materia taurina» y apuntó que, con estas declaraciones, el alcalde «se ha descubierto como antitaurino». Las explicaciones del regidor no han caído bien en los ediles de Vox; así como entre el colectivo taurino, y miembros de la Peña ‘El Espontáneo' de la capital ya han anunciado que pedirán un encuentro para que Segovia no vuelva a quedarse sin toros.

Fue el 17 de junio cuando Mazarías tomó posesión en el cargo y las aclaraciones que dieron desde el recién entrado gobierno municipal fueron que la organización de festejos taurinos no estaba presupuestada por el anterior equipo de gobierno (PSOE e Izquierda Unida) y que para la tradicional fecha de San Pedro (29 de junio) comprometer una cantidad era una decisión prematura, pese a que una empresa tenía cerrados a tres toreros de primer nivel, Morante de la Puebla, José María Manzanares y Sebastián Castella, además de la correspondiente ganadería. «Entendimos de manera lógica lo que entonces nos trasladaron, aunque ahora, con un Presupuesto de 77 millones -76.985.400 euros-, no comprendemos cómo no tienen ni la más pequeña partida en materia taurina, con la importancia que tiene esta cita para la ciudad tanto históricamente como a nivel económico para hoteles y restaurantes», sostiene Lozano.

El propietario de la Plaza presentó por escrito el programa para la temporada diseñado con dos o tres tentaderos en los primeros meses del año para promover la afición, dos espectáculos de recortadores -uno antes de la feria y otro durante las fiestas- y dos corridas de toros -una en abril y la habitual del 29 de junio-. Además, propone recuperar la tradicional becerrada de los camareros en formato tentadero para abaratar costes y que sea así más accesible a todo el gremio de la provincia y no exclusivamente a cuadrillas. A día de hoy, y tras la reunión con los representantes del equipo de Gobierno, Lozano mantiene que «si no hay apoyo municipal, Segovia no tendrá toros este año». Asimismo, termina diciendo que «la Plaza de Toros lleva más de 200 años ahí y seguirá más tiempo que lo que dure cualquiera en el gobierno de la ciudad».