Los segovianos muestran su repulsa al atentado de ETA

La Plaza Mayor de Segovia acogió hoy una concentración silenciosa para expresar el rechazo al atentado de ETA, manifestaciones que se han repetido en toda la provincia y en el resto de España. Además, el Ministerio del Interior ha hecho públicas las fotos de seis etarras, entre los que se podrían estar relacionados con los actos terroristas de esta semana.

12

Más de 300 personas se han dado cita en la Plaza Mayor de Segovia para secundar la convocatoria de la Federación Regional de MP de cinco minutos de silencio para expresar el rechazo al atentado de ETA que ayer costó la vida a dos guardias civiles en Palma de Mallorca.

Ante la fachada de la Casa Consistorial, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, y el capitán asistente de la comandancia de la Guardia Civil de Segovia, Francisco Hidalgo encabezaron la concentración acompañados por representantes de las instituciones públicas y privadas de la provincia.

Tras cinco minutos de silencio, la concentración ha concluido con una larga ovación en recuerdo a las víctimas del terrorismo y en solidaridad con sus familias.

Posteriormente, el alcalde de Segovia manifestó a los periodistas que la concentración “demuestra una vez más el apoyo de la sociedad segoviana a las fuerzas de seguridad del Estado, y expresa el deseo de que el Estado de Derecho ponga a los terroristas en su sitio, que es la cárcel”.

Por su parte, el capitán Hidalgo ha agradecido las muestras de apoyo de los segovianos recogidas en los últimos días y ha asegurado que los atentados “sólamente nos provocan más fuerza e ilusión para trabajar y poder acabar con el terrorismo”.

Interior distribuye las fotos de seis etarras y pide colaboración ciudadana

EFE/ Madrid

El Ministerio del Interior ha distribuido hoy las fotografías de seis presuntos etarras que estarían relacionados con la última ofensiva de la banda terrorista ETA, que ha atentado en dos ocasiones esta semana, la primera en Burgos, y ayer en Calvià (Mallorca) asesinando a dos guardias civiles.

Se trata de Itziar Moreno Martínez, Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón, Alberto Machain Beraza, Oroitz Gurruchaga Gogorza, Joanes Larretxea Mendiola e Iván Saez de Jáuregui Ortigosa.

El único de los etarras que ya aparecía en el listado de los terroristas más buscados por las Fuerzas de Seguridad del Estado era Oroitz Gurruchaga, nacido en Rentería el 8 de julio de 1981.

Hasta su presumible huida a Francia, estaba considerado como uno de los principales líderes y organizadores de la violencia callejera en el País Vasco.

Por su parte Iratxe Yáñez ya estuvo en prisión provisional en el año 2006 por recabar información sobre posibles objetivos de la banda terrorista, aunque fue absuelta en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional.

Iratxe Yañez realizó seguimientos a Carlos Martínez Gorriarán, uno de los fundadores de Basta Ya, y a un sobrino del ex ministro del Interior Jaime Mayor Oreja.

Iván Saez de Jauregui, otro de los terroristas buscados ahora por los servicios de seguridad, también fue detenido en septiembre de 2001 por su pertenencia a un comando de información de ETA.

En su domicilio, los agentes encontraron abundante información manuscrita sobre vehículos de políticos, militares o policías que podían ser objetivos de ETA