Los nuevos distritos asumirán las competencias de las mancomunidades

Varias de las actividades que vienen desarrollando las mancomunidades de municipios serán gestionadas por los nuevos ‘distritos de interés comunitario’ previstos en la nueva ordenación territorial de la Junta.

5

De forma paulatina va concretándose el mapa de competencias que tendrá la administración local en la ordenación territorial que prepara la Junta de Castilla y León.

El objetivo de esta reordenación es evitar duplicidades en las actuaciones públicas y el consiguiente ahorro económico. De ahí que uno de los principios que inspira la nueva organización es ‘una administración, una competencia’, como dijo el ministro Montoro en febrero.

El director general de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, dio a conocer ayer las competencias que desarrollarán las agrupaciones voluntarias de municipios y que se denominarán ‘distritos de interés comunitario’, como había anunciado en Aldea Real la viceconsejera de Administración y Gobierno del Territorio, María José Salgueiro.

Junto a los presidentes de las diputaciones de Valladolid y de Segovia, Jesús Julio Carnero y Francisco Vázquez, el director general encabezó la segunda de las reuniones sectoriales de análisis de competencias del grupo de trabajo para la definición de la carta de servicios que desarrollarán estos distritos para los municipios menores de 20.000 habitantes. Durante la reunión, se abordaron diez materias y se definieron 53 competencias. En la próxima reunión, a celebrar en Ávila en mayo, se analizarán otros seis bloques y se definirán otras 35 competencias concretas.

En la reunión de ayer se propusieron como materias a gestionar por los nuevos distritos supramunicipales algunas de las actuaciones que llevan a cabo ahora las mancomunidades y que en muchos casos “no funcionan”, según dijo el director general. Los distritos mantendrán la estructura de gobierno y administración de estas mancomunidades.

Para ello se propusieron nuevas inversiones para la adquisición de camiones de basuras y contenedores de plásticos y soterrados; la construcción de complejos deportivos, piscinas cubiertas, centros cívicos y bibliotecas en municipios de menos de 5.000 habitantes, así como la puesta en marcha de oficinas de turismo mancomunadas y equipamientos de promoción turística.

Por esta atribución los distritos rurales tendrán también competencias para la puesta en marcha de nuevas ferias comerciales mancomunadas y la promoción, organización y celebración de estos encuentros en entidades de menos de 5.000 habitantes, así como en el censo de perros y otras mascotas, registro de perros peligrosos, la recogida y destrucción de sus cadáveres.

Especial mención hizo al transporte de viajeros en el ámbito del distrito, o ‘en espiral’. Este aspecto -que requiere un desarrollo específico- permitirá una mayor facilidad de movimiento de los vecinos en la zona para utilizar los servicios de los distritos.

Además se propusieron para los municipios otras competencias e inversiones: mercados de abastos en municipios de más de 5.000 habitantes, recintos ganaderos municipales, micropolígonos industriales, tiendas de ultramarinos en los de menos de mil habitantes, piscinas de verano y otras infraestructuras, centros multiusos en los de menos de mil habitantes, telecentros, museos, salas de exposiciones, teatros, plazas de toros, albergues o cámpings.

En todos los casos se encargarán de las obras y reparaciones posteriores, el gasto corriente y la gestión administrativa en su caso de estas infraestructuras.