Los libros que hacen crecer

El Campus María Zambrano de la UVa tributó ayer un emotivo homenaje a la profesora María del Mar Valverde, que dará nombre a una de las salas de lectura de la biblioteca

La pasión por la literatura y la enseñanza llevó a María del Mar Valverde a dedicar su carrera profesional a transmitir su amor por la letra impresa a todos cuantos la rodearon a lo largo de su vida. Ayer, muchos de ellos quisieron devolverle una parte de ese cariño en el homenaje que la Escuela de Magisterio del Campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid tributó a la profesora fallecida, que le ha dedicado la sala de lectura infantil de su biblioteca.

En un sencillo acto, dirigido por las profesoras del departamento de Lengua y Literatura María Angeles Martín y Débora Rascón, familiares, compañeros y amigos de María del Mar compartieron una tarde llena de recuerdos y emociones, con la literatura y los niños como obligada referencia.

Adelfa, una de sus compañeras de trabajo, recordó la figura de la profesora por “el entusiasmo que ponía en todo lo que hacía, sobre todo en la lectura”, y señaló que su pasión por la literatura infantil le llevó a la docencia de una especialidad inicialmente ajena a su cualificación. Además, recordó la “calidez” que transmitía tanto en sus clases como en su casa, y aseguró que Valverde “dominaba el arte de la hospitalidad, haciendo que todo el mundo que visitaba su casa o asistía a sus clases se sintiera siempre bien acogido”.

Otras de sus compañeras se encargaron de que la literatura estuviera presente en el homenaje con la lectura de un fragmento de “El Principito” de Antoine de Saint-Exupery -el libro favorito de la profesora fallecida- y del cuento de Gianni Rodari “Confundiendo historias”, un delicioso relato que mezcla el humor y el absurdo. Al homenaje se sumaron también la compañía Tamanka Teatro, que junto a la ilustradora Gema Outermin dramatizaron dos pequeñas historias en las que recrearon la trayectoria de María del Mar Valverde, a la que definieron como “una mujer que ha hecho crecer a muchas personas con la literatura como bandera”. En representación de los alumnos que pasaron por su clase, Raquel y Álex mostraron un montaje audiovisual sobre el trabajo de la asignatura de Literatura Infantil que en su día impartió Valverde, y subrayaron la voluntad mostrada por ella para educar a través de la lectura.

El punto final a este emotivo acto lo puso el descubrimiento de la placa que da nombre a la sala de lectura, que fue descubierta por el vicerrector del Campus María Zambrano, José Vicente Álvarez, y el exvicerrector Santiago Hidalgo, que compartió con la profesora su periplo académico.