Los Jardineros de la Unidad Especial seguirán con el mantenimiento de las zonas verdes

El nuevo contrato para este servicio tiene un importe de 302.000 euros anuales

104

El Servicio de mantenimiento, conservación y mejora de áreas naturales, zonas verdes y espacios abiertos del Valle del Eresma, las alamedas, San Marcos, La Fuencisla y otros espacios de la ciudad de Segovia va a renovar su contrato, ante la finalización del anterior. Por ello, el Ayuntamiento sacó a licitación el servicio y en la última Junta de Gobierno Local se determinó la oferta económicamente más ventajosa en la contratación, que ha sido tramitada mediante procedimiento abierto.

Según explicó tras dicha reunión la alcaldesa, Clara Luquero, la oferta más ventajosa corresponde a la presentada por los Jardineros de la Unidad Especial SLU, “en la cantidad de 249.622,29 euros anuales, IVA excluido. A esta cantidad le corresponde un IVA de 52.420,68 euros, por lo que el importe total es de 302.042,97 euros anuales IVA incluido”, según se recoge en el acuerdo de la Junta de Gobierno Local.

Dos empresas optaban a hacerse con este servicio, los Jardineros de la Unidad Especial, SLU, que consiguió 86,88 puntos; e Integra MGSI CEE, SL, que se quedó con un total de 82 puntos.

Desde hace años, el Ayuntamiento de Segovia, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, mantiene como objetivo de este contrato la inserción sociolaboral de personas en situación de discapacidad física, psíquica y sensorial, como colectivos en situación o riesgo de exclusión social. En este sentido, como ha venido haciendo en los últimos años, este servicio persigue la sensibilización de los segovianos hacia modelos inclusivos y no excluyentes. De hecho, recordó la alcaldesa, desde hace ya varios años los Jardineros de la Unidad Especial realizan esta labor, haciendo un gran trabajo, satisfactorio, y cuentan con el cariño de todos los segovianos.

Las unidades especiales de empleo tienen como objetivo principal facilitar la obtención de trabajo remunerado a aquellas personas con discapacidad intelectual que temporal o definitivamente no puedan encontrar un empleo en la empresa ordinaria y, además, aumentar sus competencias laborales dotándolas de estrategias concretas para potenciar su independencia e integración social en la comunidad. Este objetivo está ampliamente logrado en la unidad de jardineros de Segovia.