Los expertos prevén un notable aumento de la actividad en las piscifactorías

El agotamiento de las reservas naturales de pescado y la mayor protección de los mares hará que crezca progresivamente la producción procedente de piscifactorías.

El control exhaustivo de la alimentación de los peces de piscifactorías y el mantenimiento de la investigación serán los nuevos retos de la acuicultura, según se puso de manifiesto ayer en la jornada técnica que reunió a un centenar de expertos en el Colegio de Veterinarios de Segovia.

En las conferencias participaron el director técnico de la Organización de Productores Piscicultores, Emilio Jurado, que presentó la situación actual de la acuicultura en Castilla y León y en España.

A continuación intervino José Luis Tejedor del Real, responsable de I+D+i del grupo Dibaq, que presentó las ventajas del pescado de piscifactoría, y la importancia que tiene la investigación en este campo.

Isabel Márquez Llano habló de la seguridad alimentaria de los productos de la acuicultura basada en el control de la producción en piscifactorías. Y cerró las intervenciones una representante del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), Ana María Larrán García, que habló sobre los nuevos retos en la investigación en acuicultura, los sistemas de manejo y bienestar animal.

La jornada fue presentada por el presidente del Colegio de Veterinarios. José Miguel Gilsanz; y por el vocal del colegio y representante de Segovia en la Asociación de Científicos y Tecnólogos de Alimentos de Castilla y León (Acta-CL), Javier Tejedor Martín.

Precisamente Javier Tejedor moderó la mesa redonda final y recordó que los recursos naturales se están agotando y que los mercados demandarán cada vez más pescado procedente de piscifactorías. Además indicó que se está trabajando sobre nuevas especies como el langostino o el besugo, y avanzando en otras ya consolidadas como la lubina, la dorada o la trucha. De esta última variedad se comentó que la industria debe calibrar su producción para evitar las fuertes oscilaciones de precios que sufren.

Productores y técnicos hablaron sobre el presente y el futuro del sector, así como los procedimientos para obtener productos sanos y de calidad y las futuras líneas de investigación.

España es el segundo país consumidor de pescado del mundo por habitante, sólo superado por Japón.

En la sesión no se olvidó la importancia que tiene el avanzar en la investigación, especialmente por la próxima apertura del Centro de Investigación que se está construyendo en Segovia, en las instalaciones de lo que fue el antiguo silo de cereales, donde la Consejería de Agricultura y Ganadería y el grupo Dibaq están impulsado el complejo que construye actualmente la UTE formada por Coansa, Aquaconsultant y Ciopsa, a la que se le adjudicó la obra por casi 2,3 millones de euros y que podría estar acabado en los primeros meses del próximo año.

El centro fue presentado en Segovia a finales de 2008 por la consejera Silvia Clemente, en un acto en el que participaron los propietarios de las principales piscifactorías de Castilla y León, y de otras regiones españolas.

La tilapia se generalizará pronto

El director de I+D+i del grupo Dibaq, José Luis Tejedor del Real, anunció que próximamente se generalizará el consumo de la tilapia, una especie de pescado con la que ya trabaja el grupo empresarial con sede en Fuentepelayo, y que mantiene acuerdos con países donde se produce y se importa a España.

Aunque este pescado, de precio bajo y un alto rendimiento productivo, sólo se encuentra en pescaderías especializadas, en pocos meses se extenderá en los mercados. Indicó que en la actualidad existen buenas perspectivas de mercado y que en España todavía no se produce, pero confió en que en el futuro llegará.

La tilapia es un grupo de peces de origen africano que habita mayoritariamente en regiones tropicales del mundo. Sus cualidades, como crecimiento acelerado, tolerancia a altas densidades poblacionales, adaptación al cautiverio, aceptación a una amplia gama de alimentos, resistencia a enfermedades, carne blanca de calidad y amplia aceptación, han despertado gran interés comercial en la acuicultura mundial. Vive tanto en agua dulce como salada e incluso puede acostumbrarse a aguas poco oxigenadas.

Sobre el acuerdo que Dibaq firmó con la empresa egipcia Golden Fish, propiedad de Ragay Ganem, Tejedor indicó que la actividad se está desarrollando de forma satisfactoria. La empresa segoviana importa producto elaborado y además funciona a pleno rendimiento la fábrica de piensos para acuicultura que se ha levantado en el país norteafricano. Dibaq vende alimentos para peces a Egipto y además ha transferido su experiencia en el diseño de explotaciones más productivas y sostenibles, tanto de peces de agua dulce (tilapia) como marinos (dorada y lubina).