Los comerciantes de la provincia afirman que mantendrán el empleo

Mantenimiento del empleo, no repercusión de la subida del IVA en los precios y continuidad de los negocios son las principales conclusiones de una encuesta de la Agrupación de Comerciantes Segovianos a sus asociados.

0

El presidente de la patronal provincial de comercio, Manuel Muñoz, que también preside la federación autonómica, presentó ayer el octavo barómetro del sector, en el que 120 empresarios han contestado preguntas sobre evolución de ventas en lo que va de año, previsión para los próximos meses, reforma laboral, contratación y ayudas a la contratación, impacto del IVA en las ventas, impacto de una mayor liberalización de horarios comerciales, financiación, alquiler de locales y evolución de la situación económica durante este año.

Muñoz explicó en rueda de prensa que una de las principales conclusiones que se derivan de las respuestas de los comerciantes segovianos es que el sector apuesta por el empleo, ya que el 91 por ciento afirma que mantendrá la plantilla este año e incluso un 4 por ciento anuncia que la ampliará.

Por otro lado, la subida del IVA, del 18 al 21 por ciento en la mayor parte de la actividad comercial tendrá un impacto negativo, tal y como apuntan el 82 por ciento de los encuestados, pero Muñoz opina que muchos comerciantes no repercutirán esa subida en el precio final, asumiendo menor beneficio, debido a la situación de crisis de consumo.

Otra tercera conclusión que destacó el presidente de la ACS es que, a pesar de las dificultades económicas, los negocios segovianos aguantan y se mantienen.

En este sentido, el 45 por ciento de los encuestados ha señalado que confía en mantener las ventas durante este año y un 13 por ciento cree que mejorarán. El responsable de la agrupación hace una lectura positiva dentro del contexto de crisis.

Hasta julio, momento en el que la agrupación realizó el sondeo, las ventas en el comercio segoviano fueron peor que en 2011. Así lo afirma un 66 por ciento de los empresarios. Además, la caída de las ventas ha oscilado entre el 4 y el 80 por ciento, según las respuestas obtenidas. Únicamente un 10 por ciento ha señalado una mejora en este apartado, que ha oscilado entre un 2 y un 10 por ciento de mejoría respecto al año pasado.

Muñoz considera lógica estas respuestas “están dentro de la lógica de la situación económica, que no de la normalidad” y puntualizó que quienes sufren un descenso de las ventas del 80 por ciento “tienen difícil mantener el negocio”.

Respecto a la evolución general de la situación económica, el 86 por ciento de los encuestados considera que la economía no mejorará en 2012, mientras un 14 por ciento cree que a finales de año habrá un cambio de tendencia, a mejor.

El barómetro se ha realizado sobre una muestra que equivale al 15% del total de comercios y se ha estratificado de manera proporcional considerando el peso de cada subsector comercial y la zona de la ciudad donde se encuentran ubicados los establecimientos.

“La forma de vender tiene que cambiar”.- Desde la patronal provincial de comercio, su principal responsable considera que o se está produciendo un cambio de mentalidad en el pequeño comercio “o tiene que producirse; mejor hoy que mañana”.

“El comerciante tiene que adaptarse permanentemente al tiempo que le toca vivir y ahora es época de mucha agresividad y se está viendo en ofertas, rebajas, no parece que vaya a volver lo de antes, por eso hay que hacer cambios en la forma de vender, de captar al consumidor y acercarle el producto”, explicó Muñoz.

Sin embargo, señaló también que el pequeño comercio de Segovia es competitivo y no tiene nada que envidiar a otras provincias. “Es verdad que la oferta total no puede ser igual que la de Madrid pero en los cincuenta o sesenta productos que se consumen en hogar, personal, alimentación o complementos, nuestros comercios son bastante competitivos”, insistió.

Para el presidente de la ACS, la situación del comercio segoviano, dentro de la mala evolución de la economía, “no es de las peores que podemos encontrar, aunque sea mala y con poco porvenir inmediato”, comentó.

Por otro lado, durante la presentación del octavo barómetro de la agrupación, Muñoz señaló que el comercio segoviano es contrario a una mayor liberalización del horario comercial, tal y como la Junta de Castilla y León ha aprobado recientemente, pasando de 72 a 90 horas de apertura semanales y de ocho a diez domingos de apertura al año. Sólo un 8% de los empresarios encuestados considera que estas medidas beneficiarán al sector.