Los anfibios no hacen daño

Nace el Grupo Herpetológico Segoviano, un colectivo que se dedicará al estudio y conservación de unos animales con mala fama, a pesar del importante papel que desempeñan.

Para explicar por qué un lugar quedó despoblado, los segovianos, desde muy antiguo, recurrieron a una leyenda: “Se dice que hubo en el pueblo una gran boda a la que acudieron todos los vecinos; y todos murieron envenenados, pues bebieron agua de una fuente en la que había una salamandra”. Esta fábula se cuenta, con ligeras variaciones, a lo largo y ancho de la provincia de Segovia.

Los anfibios, entre los que se incluye la salamandra, siempre tuvieron mala fama. Pero ahora hay quien sale en su defensa. “Las salamandras no son nocivas”, afirma el biólogo David Martín, en un intento de romper el viejo mito. “Nadie se muere por beber agua de una fuente en la que haya una”, añade, aclarando a continuación que este anfibio “emite una sustancia que puede resultar irritante, pero en ningún caso es venenosa”.

Con el ánimo de estudiar y conservar los anfibios y reptiles de la provincia, Martín, en compañía de otros naturalistas, acaba de crear el Grupo Herpetológico Segoviano (herpetosegovia@gmail.com), cuya primera actividad será un curso que se desarrollará el próximo sábado, 13 de abril, en La Salceda.

Como si de una campaña de marketing se tratara, el colectivo quiere mejorar la imagen de los anfibios y los reptiles. “Un sapo puede llegar a consumir un centenar de insectos al día, y las serpientes tienen una función fundamental a la hora de controlar las plagas de roedores”, sostiene Martín, para demostrar que estas clases de animales resultan “muy beneficiosas” para los seres humanos.

El Grupo Herpetológico Segoviano pretende, a medio plazo, reunir información suficiente para poder delimitar las áreas de distribución de cada una de las especies existentes en la provincia. Hasta el momento, en Segovia se han citado 14 especies de anfibios y cerca de una veintena de reptiles. Entre todas ellas, únicamente hay una que está considerada venenosa, la víbora hocicuda.

Martín espera que los estudios del Grupo Herpetológico Segoviano permitan descubrir nuevos datos. Para empezar, este colectivo se va a centrar en investigar sobre la salamandra y el sapo moteado, una especie “dificilísima de ver, por su excelente camuflaje”.

El Grupo Herpetológico Segoviano —en el que Martín figura como presidente, Honorio Iglesias ejerce de vicepresidente, Rubén Martínez de secretario, y María del Mar Pinillos de vocal— también quiere advertir sobre los “múltiples peligros” que acechan a anfibios y reptiles.

A ese respecto, Martín lamenta la desecación de zonas húmedas donde vivían anfibios. “En ocasiones, esos humedales se han sellado echando escombros”, critica Martín. Otras veces, las urbanizaciones han acabado con esos espacios. Y entre las amenazas se sitúan también el uso de pesticidas, la introducción de especies exóticas o, incluso, la presión turística, como ha ocurrido en la provincia con el caso de la rana patilarga.

“Esperamos —acaba Martín— que la creación de nuestro grupo contribuya a que la sociedad tenga un poco más en cuenta a unos animales que desempeñan un papel importante en los ecosistemas”.

Curso de iniciación a los anfibios

Se celebrará el próximo sábado en el vivero de empresas de La Salceda, en horario de 09,30 a 14,00 y de 16,00 a 19,00 horas. Además se realizará una salida nocturna. En el curso se enseñará a identificar especies y métodos de muestreo. De igual forma, los profesores explicarán los problemas que sufren estos animales. El precio del curso será de 50 euros, no incluyendo comida.

Web | Ver más artículos

El Adelantado de Segovia es un diario español editado en la ciudad de Segovia. Se trata del decano de la prensa de la provincia de Segovia, y es el periódico más difundido de la misma.​ En 1996 se convirtió en el primer periódico de Castilla y León en disponer de edición digital en internet.​