Cerca de 1.200 segovianos disponen del bono Avant. / NEREA LLORENTE
Cerca de 1.200 segovianos disponen del bono Avant. / NEREA LLORENTE

El “enfado” se ha instaurado de nuevo entre los usuarios de la Alta Velocidad en Segovia después de que este miércoles 18 de mayo la consejera de Movilidad y Transformación Digital de la Junta de Castilla y León, María González Corral, anunciara que no será hasta finales de este año cuando se subvencione un 25 por ciento de los billetes y los abonos de los viajeros empadronados en Castilla y León que trabajan en Madrid y utilizan los trenes Avant, AVE y Alvia para sus desplazamientos laborales. Una medida que la Junta ya se comprometió a poner en marcha en junio del pasado año. “Es una tomadura de pelo, esto ya tendría que haber sido efectivo y todavía no hemos visto un euro, es otro anuncio a bombo y platillo que no se ha hecho realidad”, critica la portavoz de la plataforma de usuarios de trenes Avant de Segovia, Silvia García.

González Corral explicó en las Cortes regionales el programa de actuaciones de esta nueva Consejería para esta legislatura. Así, comunicó que se encuentra en la fase final de su tramitación el nuevo acuerdo con Renfe para reducir en un 25 por ciento el coste de los bonos de Media Distancia-Alta Velocidad y Media Distancia Convencional, con una inversión de la Junta en los próximos cuatro años de 9,6 millones, que será efectivo en el último trimestre del año.

Esta se enmarca en las iniciativas de lucha contra la despoblación, que tratan de fijar habitantes en la Comunidad. Es por ello por lo que, desde la plataforma, se preguntan cuándo se hará efectiva esta medida que afecta a los cerca de 1.200 segovianos que disponen del bono Avant. “Que no hablen tanto de que quieren salvar a la ‘España vaciada’ y se vea el efecto real de este importe”, denuncia García.

Convenio con Madrid

Tal y como garantizó la consejera, trabajarán especialmente para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos de la provincia de Segovia en sus desplazamientos a Madrid, para que puedan mantener su residencia en Castilla y León. González Corral afirmó que están inmersos en la ampliación de la vigencia del Convenio con la Comunidad de Madrid por otros cuatro años. Este acuerdo supone un ahorro anual de unos 944 euros para los usuarios segovianos; un 40 por ciento en el caso del bono normal, y un 78 por ciento en el del bono joven.

Sin embargo, García recrimina que esta medida “no afecta” a los usuarios de los AVANT, sino a quienes viajan en autobús con Avanza. Por ello, reclama un acuerdo “similar” que se extienda, sobre todo, a los estudiantes que cada día realizan el trayecto Madrid-Segovia en AVE y “no tienen ni un solo céntimo de descuento”.

“Si ese montón de jóvenes que van y vienen de Madrid por 30 euros pudieran tener esa bonificación en el Avant, ganaríamos muchos usuarios”, manifiesta García. La plataforma cree que, de esta forma, se incrementaría el número de usuarios del tren de Alta Velocidad, lo que podría repercutir en una mejora del servicio, con el aumento de las frecuencias, así como en la creación de un nuevo acceso para la Estación Segovia Guiomar, lo que consideran “vital” para poder mantener la línea. “Hay un ir y venir continuo de coches accediendo a una estación que está a 4,5 kilómetros de Segovia, cuando se podría acceder directamente desde la SG-20, Nueva Segovia o la carretera de La Granja”, relata García.

Caducidad de los bonos

A su vez, la Consejería de Movilidad demanda la ampliación de la caducidad de los bonos Avant más allá del 30 de junio de este año, algo que García considera “fundamental” debido a la persistencia del teletrabajo. De lo contrario, “el precio se incrementará mucho y habrá gente a la que no le salga rentable mantener la residencia en Segovia”. De hecho, gracias a estos bonos y a la posibilidad de trabajar desde casa, un buen número de segovianos ha podido retornar a la provincia.

Por su parte, la plataforma de usuarios de Avant de Segovia mantiene la solicitud que realizó en febrero y exige el mismo trato que los de La Mancha, después de que Renfe estableciera un plan ventajoso para los ciudadanos de Cuenca, pero se lo negara a los de Castilla y León. También les anunció nuevas frecuencias, como un ‘tren madrugador’, una de las principales demandas de los segovianos, y la gratuidad de los autobuses lanzadera para llegar a la estación de Cuenca que, como en Segovia, está en las afueras de la ciudad.