Un autobús de la línea 12 realiza su parada en la estación de Alta Velocidad Segovia-Guiomar. / Kamarero
Publicidad

Los usuarios de Alta Velocidad en la ciudad han registrado en el Ayuntamiento de Segovia un texto dirigido a la concejala de Movilidad, Claudia de Santos, acompañado de 159 firmas en el que expresan su preocupación ante la posibilidad de que se realicen cambios en las líneas de transporte urbano que conectan la ciudad con la estación de Segovia-Guiomar.

A día de hoy, las líneas 11 y 12 del servicio de autobuses cuentan con un horario establecido para, en la medida de lo posible, ajustar sus frecuencias a las de las salidas y llegadas de los trenes a la estación. Una circunstancia que no satisface de pleno al Ayuntamiento y cuya idoneidad ha sido cuestionada por la concejala de Movilidad, Claudia de Santos, del mismo modo que ya hizo antes su predecesor en el cargo, Ramón Muñoz-Torrero.

La postura de la Concejalía pasa por dejar de intentar adaptar la frecuencia de los urbanos a la llegada de los trenes y establecer una frecuencia fija de unos 20 minutos, “ya que hay franjas en las que la espera es de apenas cinco minutos, pero también llegan a producirse actualmente esperas de media hora que de esta forma se evitarían”, según De Santos.

Hay que tener en cuenta que el sistema actual exige corregir la frecuencia siempre que Renfe realiza cambios en sus horarios; algo que con el nuevo sistema no basado en la demanda se evitaría.

Para los usuarios, sin embargo, este cambio ahondaría aún más en el tiempo que se emplea para tomar un tren en Segovia-Guiomar: “Consideramos que este cambio nos perjudica gravemente, haciendo perder más tiempo al viajero habitual y dejando de prestar un servicio que, se supone, deben asumir dada la localización de la Estación, donde la coordinación con Renfe es esencial. La facilidad de llegada y salida de la ciudad se desvanece por completo por unos servicios de autobuses que no colma las expectativas de rapidez y comodidad de la ‘alta velocidad’, en general”, afirman.