4 1nerea WEB
Las reservas hoteleras se sitúan en tasas muy elevadas favorecidas por la buena previsión meteorológica.

Las buenas cifras del Covid-19 han posibilitado la reducción de buena parte de las restricciones que han acompañado a la sociedad durante los últimos meses. Un periodo tan largo de limitaciones está provocando que ahora, en su parte final, se esté dando entre la población un deseo de realizar las actividades que durante tanto tiempo les han sido vetadas.

Un sentimiento de júbilo que va a posibilitar unas excelentes cifras de visitantes tanto en la capital como en la mayoría de zonas de la provincia, unas buenas perspectivas que continúan la buena senda que dejó el verano. Estas previsiones son compartidas por todos los consultados, que celebran el regreso de los visitantes para alimentar unos sectores vitales para la economía segoviana. Por tanto, aunque todavía se echa de menos gran parte del turismo internacional que aún no ha regresado y en 2019 representaba el 40% del total de visitantes, los datos sostienen que será un gran Puente del Pilar, que a su vez vendrá seguido de un otoño de mucha actividad.

Hasta el viernes por la tarde, la tasa de ocupación hotelera en la capital se eleva hasta el 98% para la noche del sábado. Cifras altísimas sin duda que se encuentran bien acompañadas por un 95% en la noche del domingo y del 82% en la del lunes, según datos del Ayuntamiento de Segovia.

El concejal de Obras, Servicios, Infraestructuras y Turismo, Miguel Merino, se muestra optimista señalando que el número de visitantes será “aceptablemente bueno”, a pesar de la “incertidumbre” que todavía arroja la pandemia. En este sentido, Merino señala que el “objetivo y metas” de este Puente del Pilar será “acercarse lo más posible a los datos de 2019”. “Veremos si las expectativas se cumplen, la ocupación hotelera va a ser muy buena”, indica.

Merino señala que el Consistorio de la capital ya trabaja de cara a próximas festividades para que a Segovia llegue el mayor número de visitantes durante el otoño, ya que este puente vendrá seguido del de San Frutos y del de Todos los Santos.

Preguntado por el verano, el concejal señala que los meses de julio, agosto y septiembre han sido “buenos” en cuanto al número de visitantes, pero indica que todavía “falta el turismo internacional”. Para recuperar este último, Merino aclara que el Ayuntamiento de la capital ya trabaja en este aspecto y se contempla asistir a numerosas ferias que permitan recuperar este importante segmento de cara a “primavera y verano de 2022”.

Más optimistas incluso se presentan los hosteleros, que indican que las previsiones de cara al Puente del Pilarno pueden ser mejores”. En este sentido, creen que se ha “juntado todo” para que este periodo festivo sea “uno de los mejores de los últimos años”. De esta forma, señalan que las “ganas de la gente” por salir y disfrutar después de año y medio de limitaciones se ha unido a las buenas previsiones meteorológicas, coctel perfecto si se convina con los encantos de ciudad y provincia.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse), Jesús Castellanos, muestra su confianza al señalar que los negocios durante el Puente del Pilarvan a estar a tope”, con tasas de ocupación hotelera muy elevadas que dan continuidad a las buenas cifras que presentan desde el fin de semana pasado.

De esta forma, Castellanos aclara que “ha habido gente que ha querido venir a Segovia y no ha podido” a causa de la alta ocupación hotelera, una situación que demuestra el gran momento que vive el sector y que resume como “la mejor noticia que podríamos tener”. Preguntado por cuál cree que día de mayor actividad, Castellanos duda, ya que aunque por tradición la jornada “más fuerte” es la propia fiesta de la Hispanidad del 12 de octubre, este año cree que podría ser hoy. “Está entre estos dos, el sábado o el martes”, recalca.

Buenas perspectivas para la capital y para los hosteleros, que se unen a las del turismo rural, que con su gran variedad espera atraer a visitantes en el otoño, uno de sus periodos de mayor fortaleza.

Turismo rural

El turismo rural vive con ilusión el inició de una de sus ‘temporadas altas’, tras un verano que ha dejado buenas cifras aunque no ha cubierto las expectativas de todos los empresarios del sector. De esta forma, este Puente del Pilar abre un periodo especialmente dinámico, periodo de buena actividad que se alargará por varias semanas.

La diputada delegada de Prodestur, Magdalena Rodríguez, señala que todo hace prever que “el otoño va ser muy bueno” para el turismo rural segoviano. Aunque señala que de momento no disponen de datos de ocupación hotelera y de casas rurales, aclara que la información que va llegando apunta a un puente de mucha actividad.

El turismo rural de Segovia cuenta con dos periodos muy fuertes: la primavera y el otoño”, señala Rodríguez, que confía en que este año se mantenga la tendencia y este periodo de octubre, noviembre y diciembre arroje buenas cifras de visitantes. “Esta clase de turismo busca experiencias, naturaleza y actividades; y todas esas alternativas son ofrecidas en la provincia”, revela la diputada, mientras señala que el “verano ha sido bueno, pero no fantástico”.

De esta forma, el sector espera a partir de ahora coger ritmo en su ‘temporada alta’ y dejar atrás las bajas cifras que el sector ha contabilizado durante la mayor parte de la pandemia. Preguntada por las zonas rurales donde se espera mayor afluencia de visitantes, Rodríguez señala que aunque todas las zonas notarán el ascenso, cree que la sierra y los parajes de Riofrío, los pueblos de colores (amarillo, rojo y negro), la Campiña y Tierra de Pinares serán en esta ocasión los que más demanda recojan.

A nivel autonómico, la ocupación de los alojamientos rurales para el puente del Pilar en Castilla y León es la sexta más alta del país con un 63%, según EscapadaRural.com, la plataforma digital especializada en turismo rural. Este dato es 32 puntos porcentuales superior al alcanzado el año pasado, cuando Castilla y León tuvo un 31% de ocupación. Pese a que este año el dato de casas ocupadas es significativamente mayor, los viajeros rurales deberán restar un día de sus vacaciones para disfrutar del puente porque el lunes 11 de octubre es día laborable.

A nivel nacional, la ocupación mejora significativamente al experimentar un incremento de 14 puntos porcentuales respecto a 2020, pasando del 46 al 60%. “Tras los excelentes datos de ocupación de este verano, en el que se batieron todos los récords, este puente el turismo rural volverá a ser la opción elegida por muchos para descansar y disfrutar en plena naturaleza”, explicó la responsable de prensa de EscapadaRural.com, Empar Baños.