Las organizaciones sindicales se concentraron ayer ante la Delegación de la Junta. / KAMARERO
Publicidad

Los sindicatos anuncian movilizaciones y protestas hasta recuperar la jornada laboral de 35 horas para los empleados públicos, más de 80.000 en toda Castilla y León. La Plaza de la Reina Doña Juana de Segovia ha sido hoy el primer escenario donde medio centenar de personas se han concentrado para exigir ante la Delegación Territorial de la Junta el cumplimiento del acuerdo alcanzado en mayo de 2018, por el que se ratificaba la vuelta a la jornada de 35 horas y la disminución de horas lectivas desde el 1 de septiembre de 2019.

Representantes de las organizaciones CCOO, UGT y CSIF de Segovia y empleados públicos han mostrado su enfado con el nuevo gobierno de la Junta de Castilla y León, del Partido Popular y Ciudadanos, “que no se ponen de acuerdo ni entre ellos”, destacando que el propio grupo del PP en las Cortes regionales planteó una proposición no de ley el pasado 1 de marzo, “instando a la Junta, a sus propios amigos, para que de forma inmediata se aplique la jornada de 35 horas”.

En el manifiesto que los sindicatos han leído en la concentración y que después han entregado al delegado territorial de la Junta, José Mazarías, han recordado que la vuelta a las 35 horas es una de las reivindicaciones más demandadas por los empleados públicos de Castilla y León, después de que la Ley de recortes de 2012 obligara a cumplir una jornada semanal de 37 horas y media. La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, prorrogada para 2019, establece que “sólo podrán volver a la jornada de 35 horas las administraciones que hayan cumplido los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto”. En este sentido, los sindicatos subrayan que tras la notificación oficial en mayo de este año, de que Castilla y León cumplía en 2018 con los tres requisitos, se llevan a cabo una serie de reuniones entre Junta y sindicatos mayoritarios, que concluye con la firma el 21 de mayo del documento que ratifica la vuelta efectiva a la jornada de 35 horas desde el 1 de septiembre. Tras el incumplimiento por parte de la Junta de ese acuerdo, CCOO, UGT y CSIF se han puesto en contacto con el nuevo gobierno, exigiendo que cumpla los acuerdos firmados en la anterior legislatura, entre los que se encuentra de forma prioritaria que la jornada de 35 horas sea una realidad “que nos equipare a otras administraciones públicas, tanto dentro como fuera de la Comunidad”. “No se pueden cambiar las reglas del juego porque se modifiquen los jugadores”, apuntan.

En su opinión, la Junta “trata de aplazar lo inaplazable, disfrazándolo con excusas como la falta de profesionales o el elevado coste que supondría”. “No hablan, sin embargo, de los beneficios que generará la jornada de 35 horas, como la creación de empleo con la consiguiente aportación a las arcas públicas, el asentamiento de población en una comunidad tan necesitada de cotizantes, que no tendrá que buscar trabajo en otras comunidades, conciliación de la vida laboral y familiar y la más importante, la mejora en la calidad de los servicios públicos”.

Las organizaciones sindicales insisten en que seguirán plantando cara a la administración y continuarán defendiendo su derecho a recuperar la jornada laboral de 35 horas.