Uno de los lugares donde se celebró ayer el “macroexamen” de Correos. / EFE
Publicidad

CSIF Castilla y León y CCOO consideran insuficiente la incorporación de nuevos empleados de Correos para cubrir las necesidades del servicio. Concretamente la Central Sindical Independiente y de Funcionarios destaca en una nota de prensa que ayer domingo se examinaron 166.400 personas para cubrir 4.055 plazas, de las que únicamente se han convocado 148 en el conjunto de Castilla y León y 15 corresponden a la provincia de Segovia. El número de opositores en la Comunidad se acerca a los 6.500.

En cuanto a la distribución de los nuevos puestos en Segovia, 11 son de reparto motorizado, 2 de reparto a pie y otros 2 de atención al cliente a tiempo parcial.

“Este concurso oposición llega con retraso –lamenta CSIF–, ya que la convocatoria corresponde a la tasa de reposición de empleo de 2018”. En cualquier caso, insiste en que “en ningún caso” servirán para cubrir las plazas vacantes y para solucionar “las necesidades de empleo estable en Correos”.

Por su parte, desde CCOO se ha recordado “la enorme deuda de empleo fijo que arrastra Correos, tras la destrucción de 15.000 empleos en la última década que lentamente se van recuperando”.

En este sentido, el sindicato subraya que “una de las prioridades de Comisiones Obreras para la nueva legislatura será exigir al Gobierno la continuidad y la completa ejecución del Plan de empleo plurianual hasta reponer los 15.000 empleos fijos perdidos por la crisis, así como la negociación de uno nuevo una vez culminado el anterior, con el fin de evitar que se repitan situaciones de pérdida de empleo fruto de la congelación y el recorte”.

Para CCOO, en definitiva, “el empleo debe ser materia central para el Plan Estratégico que Correos elabora para los próximos años, superando modelos de gestión pasados, basados en el recorte, para situarlo como elemento de competitividad y valor añadido, imprescindible para alcanzar los objetivos de servicio público y de expansión empresarial que debe orientar el futuro inmediato del grupo”.

Tanto CSIF como CCOO han informado también de que ya se ha acordado una nueva oferta de empleo de 3.421 plazas, que pertenece a la tasa de reposición de 2019, y que ha de desarrollarse durante este año.

Para el primer sindicato, la pérdida de empleo en los últimos años motiva que haya centros de trabajo con más secciones de reparto que carteros o personal bajo mínimos en oficinas de atención al público.

Al mismo tiempo “la paquetería crece día a día en la empresa postal” como demuestra el hecho de que hasta septiembre de 2019 se enviaron 168 millones de paquetes, un 18% más que en los primeros nueve meses de 2018.

Otro aspecto que recalca esta central sindical es “el creciente deterioro y desatención del servicio postal en el medio rural”.