Los segovianos matricularon 22 coches eléctricos en 2019

Se trata del segmento que más creció el año pasado (57%) , al igual que los vehículos híbridos, aunque todavía representan una pequeña parte, pues solo uno de cada cien funciona únicamente con esta energía

Los segovianos se apuntan muy lentamente a la nueva tendencia de adquirir vehículos eléctricos. El año pasado se matricularon 22 turismos exclusivamente eléctricos, lo que representa un uno por ciento del total de matriculaciones.

En todo caso, según los datos aportados por la Asociación de Fabricantes de Automóviles, en Segovia se vendieron el año pasado un 57,4 por ciento más que en el ejercicio anterior, en que hubo 14 ventas de este tipo.

También aumentaron las matriculaciones de vehículos híbridos, que emplean de forma combinada combustibles fósiles y energía eléctrica. De este tipo el año pasado se vendieron 216, frente a los 147 del año anterior, lo que supone un crecimiento del 46 por ciento.
Por el contrario, los coches que emplean el gas como combustible son cada vez menos atractivos para los segovianos. Si en el año 2018 se matricularon 43 unidades, el año pasado solo fueron 39.

Las apetencias de los segovianos siguen patrones similares a los  del resto de conductores españoles. De acuerdo con un estudio publicado ayer por el Real Automóvil Club de España – RACE, denominada ‘Intención de compra y nuevas formas de movilidad’, el Club ha realizado más de mil entrevistas para conocer que previsiones de compra tienen los automovilistas en 2020, y qué medidas se deberían adoptar de cara a los nuevos modelos de movilidad personal.

Más de uno de cada cinco encuestados se plantea comprar un nuevo vehículo en este año. Entre ellos, por encima de la mitad (57,1%) apuestan por las motorizaciones tradicionales de diésel y gasolina. Los vehículos híbridos son la primera opción para casi el 25%, mientras que eléctricos (7,3%) y GAS (GLP/GNC) no llegan entre los dos al 10%.

Resalta también la gran variedad a la hora de elegir la modalidad, ya que el 38% prefiere estrenar un coche, pero es prácticamente el mismo porcentaje de aquellos que lo comprarán de segunda mano u ocasión (29%) y aquellos que dudan y estudiarán ambas opciones (33,5%).

En contra de la opinión popular, los jóvenes son quienes más le dan la espalda a la compra de un vehículo eléctrico, especialmente en la franja entre 18 y 25 años, donde su presencia es nula. Paradójicamente, los dos grupos de edad más avanzada, probablemente con mayor poder adquisitivo (por encima de 50 años), son porcentualmente los que más piensan en la compra de un eléctrico.

En el apartado general destaca que más del 95% de los conductores encuestados tiene un vehículo en propiedad, un 3% posee un coche de empresa, un 1,5% en la modalidad de renting y un 0,8% son conductores, pero no disponen de uno.

Respecto a la antigüedad, el 36,3% posee un coche con más de diez años, un 28,3% entre 6 y 10 años, un 28,8% entre 1 y 5 años, y sólo un 6,6% se lo compró hace menos de un año. n