Gaspar, Melchor, Baltasar y el cuarto rey, Artabán, ayer por la tarde en el Ayuntamiento de Segovia. / Rocío Pardos

A primera hora de la mañana, como requieren los viajes en globo aerostático, los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron a Segovia, para hacer un primer recorrido por la ciudad a muchos metros de altura, a pesar del intenso frío, y descubrirla de otra manera. Así, contemplaron desde arriba su majestuoso Alcázar, que se había convertido en el punto de partida de la cabalgata que han protagonizado cada 5 de enero en los últimos años en la capital segoviana, acompañados de una numerosa comitiva y contemplada por hasta 15.000 personas en las calles del centro histórico.

La pandemia, las medidas para evitar la propagación del coronavirus entre la población segoviana, ha impedido este año recibir a sus Majestades en las calles y plazas, como a la ciudadanía, especialmente a niños y niñas, les hubiera gustado.

Los Reyes Magos dejan en Segovia “la vacuna del amor” y piden “que os cuidéis”
Acompañados por Artabán, sus Majestades de Oriente llegaron a Segovia en globo aerostático. / E. A.

Los cuatro magos aterrizaron en el globódromo de Segovia, la ciudad con más vuelos en globo al año de España y, tras un merecido descanso por un viaje tan largo, recuperaron fuerzas para la ingente tarea que iban a desarrollar por la noche.

A partir de las 18,00 horas se pudo seguir la pista de sus Majestades a través de la cadena local de televisión La 8 Segovia, así como en redes sociales del Ayuntamiento, donde a través de un amplio dispositivo se captaron imágenes de Melchor, Gaspar y Baltasar por el municipio, un recorrido de reconocimiento de los distintos barrios, incluyendo los incorporados y la entidad local menor de Revenga, para planificar la entrega de los esperados regalos durante la noche.

Melchor, a preguntas de El Adelantado, poco antes de que los cuatro reyes fueran recibidos por la alcaldesa Clara Luquero en el Ayuntamiento, aseguró que, aunque es una jornada dura para ellos, la oportunidad de descubrir “la bellísima ciudad de Segovia desde el globo” la había aliviado mucho.

Afirmó también con rotundidad que iban a estar en todos los barrios, calles y lugares de Segovia, como en todos los lugares del mundo, “para que pequeños y mayores reciban sus regalos y mantengan la ilusión”. “Traemos un mensaje claro: os pedimos a todos que os cuidéis mucho y sabed que existe una vacuna… la del amor, que no necesita de neveras grandes porque como sale del corazón, le da el calor verdadero”, concluía Melchor.

También Gaspar explicó que habría regalos suficientes para todos pero hizo hincapié en “muchos regalos que son intangibles, como la paz, el amor, la justicia y otras cosas que necesitamos mucho como la solidaridad”. Insistía también a los segovianos para que se cuiden mucho “porque esta pandemia la tenemos que superar y juntos podemos con el virus”.

Baltasar no quiso ser menos, al lanzar un mensaje “para que todo el mundo tenga cuidado”, al tiempo que animaba a confiar “en nosotros mismos”, siempre manteniendo la distancia interpersonal, puntualizaba.

Los Reyes Magos dejan en Segovia “la vacuna del amor” y piden “que os cuidéis”
Los Reyes Magos echan un vistazo a la Plaza Mayor desde la Casa Consistorial. / Rocío Pardos

Por primera vez, les ha acompañado Artabán, conocido como el cuarto rey mago, al que el Ayuntamiento ha invitado este año para contagiar de solidaridad a la ciudad. Se trata de un legendario anciano que ha protagonizado la campaña navideña del Consistorio, en la que se narra la historia de este cuarto rey mago que no pudo llegar a tiempo al Portal de Belén por cuidar a un anciano enfermo al que encontró por el camino.

La recuperación de este personaje del cuento navideño ‘The Other Wise Man’, escrito en 1896 por Henry van Dyke (1852-1933), tiene por finalidad incidir en la idea de solidaridad con todos los que lo han pasado mal en los últimos meses, especialmente desde marzo, cuando muchos segovianos enfermaron de Covid-19. El mensaje de Artabán se dirige sobre todo a los niños y niñas de Segovia: “que cuiden principalmente de los más mayores de su casa, de los abuelos, porque son la base, la raíz y hay que cuidarles muchísimo”.

Los cuatro magos asistieron a la recepción oficial de la alcaldesa en la Sala Blanca del Ayuntamiento. Clara Luquero agradeció su esfuerzo “en un año tan difícil” y comentó que “es especialmente importante porque ha habido meses en los que los niños no han tenido colegio, o han tenido que estudiar de otra forma, han compartido mucho más con sus hermanos y sus padres y se han portado bien; es importante recompensarles y que su ilusión se cumpla”.

La tradición del roscón

Pastelerías, panaderías o tahonas, amén de supermercados y grandes superficies, han vendido en Segovia centenares de roscones, una tradición muy arraigada aunque en los últimos años se han incorporado versiones que escapan a la versión tradicional, con rellenos (de nata, crema, chocolate, trufa, cabello de ángel) e incluso sin las por muchos denostadas frutas escarchadas.

Los Reyes Magos dejan en Segovia “la vacuna del amor” y piden “que os cuidéis”
Las pastelerías segovianas elaboran roscones de gran calidad y variedad. / Rocío Pardos.

Programa navideño

El programa navideño elaborado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento se retomará el viernes 8, con uno de los conciertos del ciclo Prison WIC en la Sala Julio Michel, con Juan Celada desde las 19 horas. Al día siguiente, a la misma hora y en el mismo sitio, será Pablo Solo el protagonista de este festival independiente, el Winter Indie City.

En cuanto a la programación infantil, el viernes y el sábado se desarrollarán los últimos Laboratorios de Creatividad Infantil en La Casa de la Lectura, con la actividad ‘Zig-zag. Paisajes de invierno en 3D’, a cargo de Gael Zamora, para niños de 9 a 11 años. Las plazas ya están cubiertas.

Por último, el sábado 11, a las 12 horas, está prevista una experiencia integradora orientada a jóvenes neurodivergentes de la asociación Aspace Segovia, en su sede, con Alberto Acebes y Andrelo Pipas de Coco. Se trata de dinámicas con música, voz e instrumentos para promover la implicación de los participantes por medio de la escucha activa, la percepción sonora y la expresión emocional.