El carácter innovador de este proyecto se basa en el reto de motivar a personas con deterioro cognitivo a compartir historias a través de la lectura, que ayuden a potenciar sus recuerdos. /E. A.
Publicidad

La capacidad lectora es uno de los procesos que más tarda en borrar el alzhéimer, pero es habitual que, progresivamente, los enfermos abandonen esta práctica por el esfuerzo que les supone seguir el hilo del relato y mantener la atención en aquello que están leyendo. Distintos estudios destacan la importancia de conservar el hábito de la lectura en los enfermos de alzhéimer ya que les puede ayudar a mantener su actividad cognitiva y recomiendan a sus cuidadores y familiares que faciliten esta actividad acompañándoles en la lectura, y utilizando materiales adaptados.

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFA Segovia) hace suya esta recomendación en el ‘Taller de Lectura’ que desde hace dos años lleva a cabo como recurso terapéutico complementario de sus talleres de Estimulación Cognitiva. Cuarenta personas han participado este año en esta actividad que va a continuar en  2020 dados los resultados que ofrece y la aceptación que tiene.

Esta iniciativa pretende ampliar el tipo de intervenciones de AFA Segovia para dar una respuesta a las necesidades específicas que se producen en los diferentes niveles de deterioro cognitivo a lo largo de la enfermedad. El ‘Taller de Lectura’ se dirige a personas con deterioro leve y utiliza materiales de lectura adaptados y un tamaño de letra adecuado. Se emplean libros de Lectura Fácil para realizar una lectura en grupo que resulte interesante y estimulante. También se emplean como recursos de apoyo  materiales audiovisuales e informáticos que facilitan la comprensión y el recuerdo del texto. Además, se fomenta la conversación y el debate en un ambiente lúdico y motivador.

El carácter innovador de este proyecto se basa en el reto de motivar a personas con deterioro cognitivo a compartir historias a través de la lectura, que les ayuden a potenciar sus recuerdos y adquirir nuevos conocimientos. La selección de distintos tipos de lectura, el formato adaptado de los contenidos y el diseño de las sesiones tratan de potenciar el ocio como una dimensión necesaria y, a veces, olvidada para el bienestar y calidad de vida de las personas con deterioro cognitivo.

Este proyecto se realiza en colaboración con la Biblioteca Pública de Segovia, que proporciona los recursos documentales y una sala para las sesiones de lectura, y con el Ayuntamiento de Segovia que cede el espacio dentro del CISS de la Albuera donde se realizan otras sesiones. Este año el proyecto ha recibido una de las ayudas de la ‘Convocatoria Acción Social 2019’ de Bankia y Fundación Caja Segovia.