casa buitrago
La Casa Buitrago está rodeada de vallas por riesgo de derrumbes. / KAMARERO

La aprobación en el pleno de la modificación presupuestaria que incluirá cerca de 1,3 millones de euros para la financiación de proyectos y obras a realizar en los próximos meses volvió a enfrentar al equipo de Gobierno y la oposición, que cuestionó el uso de los remanentes de tesorería para dotar de más ayudas para los sectores económicos más castigados por la crisis sanitaria.

El programa de proyectos que se financiarán con esta modificación presupuestaria –que comprende 1,2 millones procedentes de los remanentes y casi 100.000 euros de la baja producida en la adjudicación del centro cívico de Nueva Segovia- incluyen las obras de emergencia en el edificio Buitrago de la plaza de Santa Eulalia y en el talud del colegio Carlos de Lecea, que el Ayuntamiento debe ejecutar de forma subsidiaria tras agotar los plazos administrativos para requerir a la propiedad la ejecución de estas obras.

Asimismo, incluye una partida de 400.000 euros para ayudas a las empresas de los sectores más afectados por la crisis (hostelería, comercio, turismo, taxis o centros deportivos), y otros 165.000 euros para el programa de viviendas municipales en labores de mantenimiento y ayudas al pago de alquiler.

El concejal del PP Marco Sandulli señaló que el equipo de Gobierno “ha perdido una gran oportunidad” para consignar de forma definitiva ayudas directas a las familias y empresas segovianas, y calificó de “pobre e insignificante” el dinero destinado a tal fin.

Por su parte, el concejal de Hacienda García Zamora pidió al PP que “abandone la política de confrontación” con la oposición a estas medidas y recordó que el Ayuntamiento “ha sido la única administración que hasta ahora ha puesto dinero para ayudas”.