Un momento de la manifestación en la mañana de ayer junto al Acueducto. / KAMARERO

Cerca de un centenar de trabajadores de la peluquería, estética y barberías de Segovia se manifestaron ayer, jueves, en la plaza del Azoguejo demandando unos impuestos acordes al servicio esencial que han desempeñado en la pandemia. Como ya hicieran en noviembre, reivindicaron en una acción coordinada con más de 75 ciudades de toda España que el Gobierno reduzca el IVA del sector del 21% al 10%, el que tenía hace ocho años. En tiempos de crisis, con muchos negocios al borde del colapso, entienden que es un salvavidas clave.

Esta protesta, organizada por las plataformas Creer en Nosotros y la Plataforma de Peluqueros Unidos de España, pide la implementación de “un verdadero plan de choque y rescate” a “todas las administraciones” en un contexto crítico que amenaza a decenas de miles de peluquerías y de salones de estética, subrayaron los organizadores en el comunicado.

“Somos esenciales por higiene y por autoestima”

“Somos servicios esenciales y están cerrando muchas peluquerías. La gente lo está pasando mal y se esperan muchos más cierres en los próximos meses”, subraya Míriam López, portavoz para la protesta nacional de un grupo de unos cien profesionales segovianos. Además, exige iniciativa política. “Pedimos a los políticos que se pongan de acuerdo, es más culpa de los partidos que de los ciudadanos. Y lo necesitamos”. Y subraya el valor de su sector. “Somos esenciales por higiene y por autoestima. Una buena imagen siempre te anima. Verte guapo hace mucho. Al principio de la pandemia, todo el mundo reclamaba las peluquerías. Y ahora…”.