Publicidad

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de Castilla y León ha denunciado este lunes “las condiciones anómalas” de trabajo de los 12 nuevos efectivos que tomaron posesión de su cargo como Policías Locales de Segovia la semana pasada.
Estos Agentes recién incorporados están prestando servicio sin el arma reglamentaria, ya que no se les ha dotado de ésta por estar a la espera de que se realicen los trámites burocráticos para la concesión de la licencia, según ha informado el sindicato a través de una nota de prensa.
“Consideramos prioritario anteponer la seguridad de los propios trabajadores y de los ciudadanos a los que prestan su servicio, antes de poner a trabajar a los agentes recién incorporados sin las medidas de seguridad y sin la dotación indispensable que debe portar cualquier policía que preste servicio, ya que es esta una de las premisas del trabajo policial, preservar la seguridad tanto de los ciudadanos como la suya propia”, han manifestado.
El sindicato asevera que ésta no es la única de las “anómalas condiciones” que han vivido los nuevos agentes, ya que se vieron obligados a anteponer el periodo de prácticas en las calles de Segovia previa a la formación en la Academia de Policías de Ávila, variando el orden natural de su formación.
Un mes después de comenzar la Academia, tuvieron que interrumpir su formación presencial y adecuarla a la nueva situación del Estado de Alarma.
Este periodo de prácticas en Segovia (que abarca desde octubre del 2019 hasta enero de 2020 y desde la finalización de la Academia en julio de este año hasta el 07 de agosto que tomaron posesión), vino a suplir la falta de efectivos en la plantilla, reforzando el servicio diario con la presencia de estos funcionarios en prácticas a los que se les asignó cuadrantes de trabajo de tres turnos (mañanas, tardes y noches) y los siete días de la semana (incluyendo festivos).
Pese a haber transcurrido casi un año del inicio de sus prácticas, y habiéndose remitido informes favorables de la Jefatura del Cuerpo, esta promoción de policías sigue sin percibir los emolumentos salariales del trabajo efectivo realizado en tres turnos con sus respectivas noches y festivos.
Por su parte, el resto de la plantilla (junto al resto de funcionarios del Ayuntamiento) “está padeciendo una situación inaudita hasta ahora, puesto que no se han abonado aún los servicios extraordinarios realizados desde finales del 2019 y la situación no hace más que empeorar”, han aseverado