Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha informado de la reanudación de los mercados al aire libre desde este jueves 28 de mayo, aunque con medidas de seguridad e higiene y prioridad para los productos alimentarios y de primera necesidad.

El primero en celebrarse será el de la Plaza Mayor, mañana mismo, con 9 puestos. En cuanto al resto, el de los martes en la Calle Berlín tendrá 7 puestos y el de los sábados, que temporalmente se instalará en la calle Campo Azálvaro, junto a la Plaza de Toros, contará con 13. Por último, el de los lunes, en la plaza de Tirso de Molina de Nueva Segovia reabrirá con 4 puestos.

El Ayuntamiento asegurará los requisitos de distanciamiento entre puestos (un mínimo de cuatro metros) y condiciones de delimitación de cada mercado, con el objetivo de garantizar la seguridad y distancia entre trabajadores, clientes y viandantes. Asimismo, garantizará que no exista ninguna manipulación de los productos comercializados por parte de los consumidores.

Desde el Gabinete de Alcaldía han recalcado que se vigilará el estricto cumplimiento de las normas de distanciamiento social y las medidas de seguridad por parte de los titulares de los puestos.

Los mercados estarán delimitados con vallas o con cualquier otro medio que permita marcar de forma clara los límites del espacio, de forma que se pueda controlar la entrada y salida de gente evitando las aglomeraciones. Se dotará igualmente a cada puesto de carteles informativos sobre las medidas organizativas y de higiene.

Del mismo modo se garantizará la limpieza inicial y final de la vía pública en los espacios de estos mercados, y se instalarán contenedores para que los vendedores depositen materia orgánica desechable, cajas y envases.

Normas para vendedores

El horario de funcionamiento de los mercados será de 8,30 a 14,00 horas. Dentro de un mismo puesto las personas vendedoras deberán guardar entre sí una distancia mínima de 2 metros, quedando restringida la actividad comercial a un único operador en caso de que las medidas del puesto no hagan posible esta separación física.

La distancia entre vendedor y cliente será de al menos un metro cuando se cuente con elementos de protección o barreras, o de aproximadamente dos metros sin estos elementos.

Únicamente los vendedores podrán tocar los productos, siempre con guantes de protección y mascarilla, y siguiendo las instrucciones y recomendaciones de higiene frente a la Covid-19. Se evitará la manipulación simultánea de alimentos y dinero u otros medios de pago, fomentando el pago por tarjeta y extremando la limpieza del TPV tras cada uso.

Los puestos de venta deben ser limpiados y desinfectados con frecuencia, junto con toda la maquinaria, dispositivos y otros elementos del puesto ambulante, teniendo en cuenta las superficies que hayan podido ser tocadas. No se podrá poner a disposición de los clientes productos de prueba, y deberán desinfectarse frecuentemente los vehículos de carga.

Se deberá disponer de gel hidroalcohólico, pañuelos desechables y papeleras con tapa y bolsa (preferiblemente con pedal o basculante), para depositar residuos y material desechable.

Si un trabajador empezara a tener síntomas compatibles con la enfermedad, se contactará de inmediato con el teléfono habilitado para ello por la comunidad autónoma o centro de salud correspondiente. El trabajador deberá abandonar su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario.

Normas para clientes

El uso de mascarillas y guantes será obligatorio. Se dará preferencia de atención a grupos de riesgo como mayores, discapacitados o embarazadas. El tiempo de permanencia en los mercados será el estrictamente necesario para realizar sus compras o recibir la prestación del servicio. Se recomienda la asistencia de una persona por familia.

Debe mantenerse la distancia de seguridad interpersonal de dos metros entre clientes. No está permitida la manipulación directa de ningún producto por ninguna persona que no sea el propio trabajador del puesto del mercado.

No debe aceptarse ningún producto de prueba. En caso de que un vendedor lo ofrezca, se avisará a las autoridades, ya que está totalmente prohibido.

Al igual que los titulares de los puestos, el cliente debe evitar la manipulación simultánea de alimentos y dinero u otros medios de pago, y pagar con tarjeta si es posible.