Los locales de ocio nocturno deberán cerrar antes de las dos de la mañana

Desde la AIHS ven en esta medida la “puntilla” a un sector que está viviendo en una “incertidumbre continua” y creen que la limitación no solo no será efectiva, sino que podría ser hasta “contraproducente”

Los locales de ocio nocturno tienen que cumplir con una rígida normativa para poder abrir sus puertas.
Publicidad

La Junta de Castilla y León anunció ayer su decisión de limitar, aún más, las condiciones que rigen el ocio nocturno de la Comunidad. De esta forma, el vicepresidente del Gobierno autonómico, Francisco Igea, reveló que estos locales solo podrán abrir hasta las 1,30 horas, momento en el cual no se dejará que se produzcan nuevos accesos a los locales, que deberán cerrar sus puertas media hora después, a las 2 horas.

Según Francisco Igea, incluir esta nueva limitación en el ocio nocturno de Castilla y León obedece al hecho de que muchos de los rebrotes que están teniendo lugar en España tienen una conexión directa con estos locales especializados en ofrecer divertimento durante la noche.

“Estamos muy atentos a la evolución de las zonas de salud ante la posibilidad de restringir actividades”, señaló el vicepresidente, quien insistió en que pese a la buena evolución en Castilla y León los brotes les hacen estar “muy preocupados”.

“El virus circula cada día y desde la Junta valoramos las medidas de otras autonomías y evaluamos la situación”, defendió Igea, al tiempo que señaló que “hay que intentar ir dos semanas por delante”.

Esta decisión fue duramente criticada por el gerente de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), Francisco Javier García Crespo ‘Miki’, que no dudó en señalar que esta nueva limitación en el horario “no es la solución” y cree incluso que pueda ser hasta “contraproducente”.

“No creemos que vaya a servir para nada”, sentencia, al tiempo que advierte de que el cierre temprano de los locales tan solo hará que la gente vaya a otros lugares a seguir disfrutando sin que en esos espacios se vigile el cumplimiento de las medidas de control impuestas. “A los locales se les exige cumplir con las normas”, aclara.

El gerente de la agrupación pone especial énfasis en este apartado, ya que asegura que “la gente está controlada dentro de estos espacios”, algo que no va a suceder fuera de los mismos, destacando que en el caso de Segovia, todavía es más sencillo establecer esta observación ya que se cuenta con “pequeños locales” que permiten una mayor vigilancia para que se respete la normativa.

Además, defiende que esta nueva medida viene a “criminalizar al sector” e invita a no generalizar al ligar nuevas infecciones y ocio nocturno, ya que se están “produciendo muchos contagios en botellones, celebraciones familiares y otras actividades” ajenas al sector. “No es bueno generalizar, no se van a cerrar todas las peluquerías por un rebrote que venga de una de ellas, pues con el caso de los locales de ocio nocturno pedimos lo mismo”, sitúa.

Sobre si se está cumpliendo la normativa, García Crespo señala que está seguro que sí de forma mayoritaria, pero no duda en pedir “que se cierre al que no cumple” en vez de limitar a todos, al tiempo que cree que se debe primar por la concienciación. “Más concienciar y menos prohibir”, aboga.

Preguntado por la situación del sector de ocio nocturno segoviano, el gerente de la AIHS ve en esta “incertidumbre continua” un grave problema que afecta tanto a empresarios como a trabajadores. “No hay quien aguante tanta incertidumbre a nivel empresarial”, afirma, al tiempo que señala que con la nueva normativa estos locales van a tener que cerrar “a la misma hora que los bares”, por lo cual se les quita su principal atractivo para recibir clientes.

“Es la puntilla para un sector que ya venía muy tocado”, confirma, poniendo especial énfasis en la difícil situación que están atravesando los negocios que carecen de la posibilidad de montar terraza.

Además, García Crespo señala que el pesimismo se ha instalado en el sector, ya que al menos quedaba “la ilusión de tener un verano que cubriera gastos”, algo que en este momento se descarta tras observar las nuevas limitaciones y con la posibilidad de que el virus siga avanzando y todavía se puedan incluir medidas aún más privativas.

Sobre las medidas que se pueden incorporar para dotar de una mayor seguridad al sector y así no tener que soportar nuevas limitaciones en el futuro, el gerente de la AIHS aboga por realizar “campañas de concienciación” que eviten que, en especial los jóvenes, se salten las medidas de seguridad, así como llevar un registro más detallado de las personas que acceden a estos locales para que, en caso de brote, se pueda llegar de una manera fácil y eficaz a todos los posibles contagiados.