El grupo de ‘Equipo de Rescate’ durante el trayecto. / EL ADELANTADO

Varios miembros de la Junta directiva de Hotuse-AIHS, como Esther Nuñez y Francisco Javier Garcóía ‘Miki’ han acompañado en los últimos kilómetros del trayecto hasta Villacastín a los hosteleros gallegos, autodenominados como ‘Equipo de Rescate’, que vienen andando desde Pontevedra hasta Madrid para exponer las reivindicaciones del sector. También acompañó Félix Garzón, que ha ostentado cargos directivos en la Asociación de Barmen Españoles.

El ‘Equipo Rescate Hostelería’ completó su 10ª etapa y se aproxima a Madrid, donde esperan poder reunirse con políticos de todos los partidos, para contarles la situación específica que el sector está sufriendo desde marzo y pedirles soluciones que, en estos momentos pasan por un rescate o por ser considerados como zona catastrófica.

El grupo insiste en su mensaje: “A problemas sanitarios, soluciones sanitarias; a problemas económicos, soluciones económicas”. No quieren que la gente piense que no les importa la crisis sanitaria y aceptan cerrar sus empresas, pero tienen claro que, si les obligan a cerrar, les tienen que pagar.

Si no generan ingresos, no pueden pagar impuestos, por ejemplo. Aseguran no ser el problema, sino la solución, pues los números no respaldan las medidas de los gobiernos, ni locales, ni autonómicos, ni nacional, y cuantas más limitaciones hay en hostelería, más aumentan los casos de Covid-19 a causa de fiestas privadas y reuniones sin ningún tipo de control.

Antes de su llegada a Villacastín, estuvieron en Zamora, donde fueron recibidos por un grupo de gaiteros de la ciudad, así como por representantes de la asociación de hosteleros Azehos, quienes los acompañaron durante su paso por la capital zamorana. El jueves tienen llegaron a Arévalo y el viernes llegaron a Villacastín en su viaje que tiene por destino Madrid.

En esta parada, los viajeros gallegos cenaron en el Hostal Restaurante Victoria y durmieron en el Hotel Restaurante ‘El Pilar’. Además, el Hospital Los Tilos cedió el material para los tratamientos de fisioterapia, mientras que la Asociación Hotuse-AIHS corrió con los gastos de la fisioterapeuta Tamara.