Los funcionarios protestan por el aumento de agresiones en cárceles

Una concentración en Perogordo reunió ayer a varias decenas de trabajadores, después de que se registrara el apuñalamiento de un compañero en el centro de Soto del Real

456
Los funcionarios se concentraron a las puertas del centro penitenciario de Perogordo. / kamarero
Publicidad

Los funcionarios del Centro Penitenciario de Perogordo se concentraron ayer miércoles por la mañana para protestar por el incremento de las agresiones a empleados públicos de las cárceles por parte de los reclusos. Esta reacción se produjo en todos los centros penitenciarios de España por el apuñalamiento de un trabajador de la cárcel de Soto del Real, en Madrid, ocurrida el pasado lunes y donde resultó herido grave.

Se da la circunstancia de son varios los segovianos que trabajan en aquel centro madrileño, por lo que desde Segovia se secundó de forma especial el paro convocado a nivel nacional.

La concentración se produjo entre las 12 y las 12.30 a las puertas de la prisión para solidarizarse con el compañero agredido porque denuncian que los funcionarios están siendo objeto de “innumerables agresiones en el interior de los centros penitenciarios”.

“Por desgracia —apuntaban— esta agresión no es un hecho aislado. Es un ejemplo de lo que vivimos diariamente los trabajadores de Instituciones Penitenciarias”. Según sus cifras son más de 2.100 las agresiones ocurridas en los últimos seis años y la Administración penitenciaria “singue sin tomar medidas para poner freno a las agresiones que sufrimos los trabajadores”.

Además señalaron que existe una “acuciante falta de personal, con más de 3.400 vacantes sin ocupar, lo cual redunda en la falta de seguridad para los internos y también para los trabajadores penitenciarios”.