11-1-Dia-fibromialgia
Las integrantes de Fibrosegovia celebraron el Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica. / E. A.
Publicidad

Los enfermos de fibromialgia reclaman la creación de, al menos, un centro de referencia en Castilla y León con una unidad de atención integral, así como mayor formación para los profesionales sanitarios que, en algunos casos, aún no reconocen esta patología reumática, y sensibilidad para adaptar los puestos de trabajos a “personas con una vida laboral activa que se ven empujadas a encadenar bajas”.

Las peticiones han sido trasmitidas por la portavoz de Fibrosegovia, Carmen Rubio que se hace eco de las necesidades de unas 5.000 personas que en la provincia sufren fatiga y dolor crónico.

Las integrantes de esta asociación, con su presidenta María Jesús Llorente Martín al frente, han desarrollando a lo largo de la semana varias sesiones informativas y ayer, con motivo del Día Internacional de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, salieron a la calle para trasladar sus inquietudes a los ciudadanos y dar cuenta de las actividades y servicios que ofrecen.

Manifiesto Fribrosegovia continuó los actos de la jornada conmemorativa por la tarde en Hotel Corregidor donde dieron lectura a un manifiesto consensuado entre las diferentes asociaciones y federaciones de enfermos de España, y disfrutaron de una merienda solidaria con sorteo de regalos donados por los comercios y empresas segovianas.

El manifiesto refleja el drama humano que conlleva el padecer unas enfermedades que causan fatiga y dolor crónicos, agravado por el hecho de que, por ser invisibles, generan incomprensión o indiferencia, “creando estereotipos y prejuicios que llevan a que se nos considere enfermos de segunda, por un lado, y al rechazo social y laboral por otro”, aseguran las representantes de Fibrosegovia.

El colectivo de enfermos asegura que el dolor más agudo continúa siendo el que genera la incomprensión. Por ello, reclaman “respeto en todos los ámbitos de la sociedad, comenzando por el ciudadano anónimo, pasando por los profesionales sanitarios y sociales, empresarios y sindicatos, científicos e investigadores, hasta llegar a las instituciones públicas como garantes de nuestros derechos”.

Consideran “imprescindible” garantizar el acceso universal a los pacientes de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica al Sistema Público Sanitario y Social, así como la equidad en todas las comunidades autónomas. Además, Fibrosegovia se ofrece a colaborar con las instituciones para avanzar en el camino hacia la normalización y “para mantener nuestra dignidad como personas y como pacientes”.