Federico Pérez y Victoria Caldevilla, socios del despacho de abogados DA Lawyers, durante la jornada. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La situación de alarma mundial que se ha instaurado a raíz de la expansión del coronavirus no ha sido esquiva en el tejido empresarial segoviano, que más allá de verse afectado por el descenso experimentado en el turismo -principalmente el procedente de países asiáticos- también está notando una caída importante en la balanza comercial exterior.

El presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES), Andrés Ortega, confirmó que se está registrando un descenso de las importaciones y las exportaciones principalmente con China, original foco de expansión de este brote epidémico iniciado en Wuhan, toda vez que hay algunas regiones en las que aún no se ha recuperado la labor productiva de las empresas y muchas mercancías continúan varadas en los puertos sin una previsión clara de salida.

Asimismo, Ortega confirmó que la FES está trabajando en elaborar una previsión en caso de que la crisis se alargue, “revisando todos los aspectos que nos puedan afectar para poder informar a los socios”, y reiteró la necesidad de diversificar el tejido empresarial segoviano, “necesitado de inversiones para no depender tanto del turismo. Estamos viendo ciudades muy turísticas, como Venecia, que están vacías, eso sería insostenible”, añadió el presidente de la patronal.

Ante esta situación, la FES organizó ayer una jornada informativa ante el interés suscitado por los socios, que en las últimas fechas han trasladado sus dudas a la patronal segoviana sobre cómo deben actuar si uno de sus empleados se ve afectado por el Covid-19 o si se ven obligados a realizar algún viaje a zonas consideradas de alto riesgo por los organismos sanitarios.

La jornada, a la que se inscribieron más de medio centenar de empresas segovianas, contó con la participación de la abogada Victoria Caldevilla, socia del departamento laboral del despacho DA Lawyers, quien insistió en la necesidad de contar con un plan de contingencia frente a emergencias.

“Se debe tener un plan para prevenir y resolver problemas, tanto las grandes empresas como las pequeñas y medianas”, declaró Caldevilla antes de participar en la jornada informativa con los empresarios segovianos. “Hay que tomar medidas preventivas para garantizar la salud de los empleados y a la vez para que la empresa siga funcionando en caso de verse afectada por un aislamiento o una cuarentena. Por encima de la economía, lo que se gestiona es la salud”, sentenció la experta en derecho laboral, quien también quiso remarcar la importancia de mantener una actitud sensata y de sentido común, evitando alarmas.