Los datos del paro desde el diálogo social

La FES y los sindicatos reclaman ayuda de urgencia a los sectores más castigados para evitar la “perpetuación” de la crisis en el mercado laboral

Los agentes sociales siguen con la máxima preocupación la negativa evolución del desempleo en Segovia, espoleada por la crisis sanitaria que ha situado a la provincia a la cabeza de los malos datos del paro en Castilla y León. Así, la Federación Empresarial Segoviana (FES), en palabras de su presidente Andrés Ortega, señala que estos datos hablan por si solos de la necesidad de apoyar “definitivamente y con urgencia” a los sectores más duramente castigados por las restricciones de actividad y movilidad. Este apoyo “no solamente pasa por establecer un marco normativo adecuado sino por ayudas directas y beneficios fiscales que garanticen la competitividad y continuidad de las empresas”.

Ortega pone el acento en las administraciones públicas, a las que pide que sean “ágiles y determinantes” a la hora de adoptar medidas, ya que en caso contrario “nos enfrentaremos a una perpetuación de la actual situación de crisis en el mercado laboral de imprevisibles y desconocidas para la economía”.

Por su parte, los sindicatos señalan que a la cifra de parados en la provincia hay que sumar las más de 4.000 personas en situación de ERTE, lo que supone que casi 13.000 trabajadores están en una u otra situación, que “no se produjo en los peores momentos de la crisis económica del año 2012”, aseguran en una nota de prensa.

Esto se ha traducido en una disminución de los contratos firmados en el periodo comprendido entre enero de 2020 y enero 2021, alcanzando 1.720 menos contratos firmados si se compara respectivamente con el periodo enero 2020 y enero 2021.

Si se analizan los datos, la cobertura por desempleo, se ve que están subiendo las prestaciones haciendo un total de 3.248 y este representa el 62%; y de subsidios por desempleo 2.014, representando este un 38%.

Con estos datos, UGT precisa que se está produciendo la destrucción de empleo fijo o con contratos de larga duración puesto que ha aumentado la prestación por desempleo.
Asimismo, reclama a las diferentes instituciones provinciales para que se intente diversificar el tejido productivo y recuerda su reunión con el Ayuntamiento de Segovia dentro del dialogo social para articular los fondos de la UE que pueda Ilegar a la provincia de Segovia.

De igual modo, pide a la Diputación Provincial que se incorpore a este diálogo y convoque una reunión en la que puedan articularse proyectos vinculados a las ayudas europeas.

El Gobierno regional califica 2020 como un año “muy malo”

El viceconsejero de Empleo en Castilla y León, David Martín, ha lamentado el nuevo revés sufrido por el empleo en la Comunidad, fundamentalmente debido a los efectos de la pandemia, y ha exigido al Gobierno central la puesta en marcha de un Plan de Choque que coordine a todas los territorios y una “dotación suficiente” para que las empresas viables puedan aguantar hasta el final de la crisis.

En su análisis de los datos relativos a enero, David Martín, explica que el mes pasado siempre se caracteriza por una contracción del empleo y que en esta ocasión esa tendencia se ha visto agravada, “desgraciadamente”, por los efectos de la tercena ola de la pandemia que ha llevado a adoptar medidas restrictivas de movilidad que han afectado al consumo y la actividad económica.

En ese contexto de la extensión del coronavirus, el representante de la Junta recuerda que la primera ola, entre febrero y mayo de 2020, se llevó por delante 26.569 empleos y que tras una fase valle, de junio a septiembre del pasado año, con la recuperación de 17.000 puestos de trabajo, la tendencia negativa ha vuelto con una segunda y una tercera ola, de agosto de 2020 a enero del presente año, con otros 20.519 puestos de trabajo perdidos.

Precisa que ese aumento del desempleo en Castilla y León, de un tres por ciento respecto de diciembre y del 20 por ciento en términos interanuales, se produce en todas las provincias pero de un modo significativo en Valladolid, Soria, Burgos y Zamora, así como en el sector servicios, que aglutina el 84 por ciento de los nuevos parados en enero.

De forma paralela al incremento del desempleo se produce una disminución de la afiliación a la Seguridad Social, de 12.000 personas, de ahí el llamamiento de David Martín a la responsabilidad individual de todos los ciudadanos para frenar cuanto antes la transmisión comunitaria por coronavirus, “ya que la reactivación económica depende de ello”.

CCOO: Unas cifras “dramáticas”

El sindicato Comisiones Obreras ha alertado de que las cifras de paro registrado en Castilla y León “comienzan a ser dramáticas” y ha pedido más apoyo presupuestario de la Junta de Castilla y León para contribuir a las ayudas públicas a los sectores más afectados.

Así lo ha subrayado el responsable de Acción Sindical y Negociación Colectiva de CCOO en Castilla y León, Fernando Fraile, quien ha reconocido que los trabajadores acogidos a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y prestaciones a autónomos “están sujetando el mercado laboral”, por lo que ha pedido al Gobierno regional que “tome nota” de estas medidas implementadas por el Ejecutivo central.

UGT: El paro constata los ‘agujeros negros’

UGT Castilla y León ha aseverado que los datos del paro “siguen constatando, un mes más, los agujeros negros” del mercado laboral de la Comunidad, “marcado por la precariedad y la temporalidad de los empleos”.

“Con estos datos es difícil ser optimista”, ha señalado el secretario de Política Sindical, Industria y Empleo de UGT Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, quien ha vuelto a destacar la prórroga de los ERTE, un elemento “fundamental” que sirve para “frenar los estragos que sobre el empleo y la actividad está provocando una crisis sin precedentes”. Al mismo tiempo, ha pedido que “se refuerce y amplíe el escudo de protección social, más allá incluso de la pandemia”.