Festival Accesible Globos Segovia 17
Los centros históricos quieren mantener su identidad sin perder oportunidades de desarrollo. / ROCIO PARDOS

Con ocasión de la celebración del Día de los Cascos y Zonas Históricas de España, la Confederación Española de Cascos Históricos (COCAHI) ha puesto de manifiesto la necesidad de los gobiernos locales “pongan énfasis en un desarrollo integrado de los centros históricos, donde se busquen sinergias entre las distintas ordenanzas que rigen las actuaciones en dichos espacios”.

COCAHI celebra desde 2018, tras su aprobación en una reunión mantenida en Segovia, este día el viernes previo al Día de la Madre, y prolonga esta celebración hasta el 7 de mayo en todas sus organizaciones locales con el objetivo de que la ONU declare el Día Internacional de los Cascos Antiguos en esta fecha.

En el manifiesto hecho público en esta conmemoración, la confederación recuerda que los centros históricos “son los aglutinadores de todo lo que acontece en la ciudad, donde patrimonio y cultura conviven y donde desde su inicio se ubica el comercio”, pero reconoce que el “uso indebido” de estos espacios están produciendo un notable deterioro.

La “paulatina y peligrosa tematización” de estas zonas, así como la “clonificación comercial y hostelera” referida a la proliferación de franquicias, son los peligros que evidencia COCAHI. Para evitar este deterioro, la confederación plantea un decálogo de propuestas que comienzan con la solicitud a los gobiernos locales de un mayor interés en el desarrollo integrado de los centros, potenciando la búsqueda “de un modelo de convivencia productiva en el que se potencie la cooperación entre los agentes que trabajan, viven, visitan o acuden a los centros históricos”.

La mejora de la accesibilidad a través de un sistema de transporte “armonizado y sostenible” entre lo público y lo privado y la apuesta por un consumo sostenible son otras de las propuestas de la confederación, que también pone de manifiesto la necesidad de lograr unos espacios “con una alta carga residencial para uso y disfrute de los propios ciudadanos”.