Patio escolar del centro de Educación Infantil y Primaria Fray Juan de la Cruz, en la capital segoviana. / KAMARERO
Patio escolar del centro de Educación Infantil y Primaria Fray Juan de la Cruz, en la capital segoviana. / KAMARERO

Los centros de Educación Infantil y Primaria, que el próximo curso implantarán la enseñanza gratuita para niños de dos a tres años, afrontan un proceso de adaptación organizativa y de espacios  acorde con las necesidades de los pequeños nacidos en 2020. “No todos los  colegios tienen que hacer obras pero la mayoría sí que tienen que hacer alguna reforma”, ha comentado  el director provincial de Educación, Diego del Pozo.

En gran medida, las intervenciones consistirán en adaptar aseos, modificaciones en patios escolares, mejoras de accesibilidad  o redistribución de aulas. “No se trata de obras faraónicas sino de adaptar espacios a las necesidades de estos niños”, matizaba Del Pozo junto al delegado territorial de la Junta, José Mazarías, y la nueva directora general de Planificación, Ordenación y Equidad Educativa de la Junta de Castilla y León, María Isabel Tovar, en declaraciones realizadas a esta redacción tras la entrega de los premios de las olimpiadas matemáticas.

Los seis colegios públicos de la capital que el próximo curso reciben a alumnos del tercer curso del primer ciclo de Educación Infantil (2 a 3 años) acometerán reformas. Estos son los centros Eresma, Fray Juan de la Cruz, Martín Chico, Nueva Segovia, San José y Santa Eulalia. También habrá cambios en los colegios de Cuéllar, según comentaron las autoridades educativas, si bien la lista definitiva de centros e intervenciones será comunicada próximamente por la Consejería de Educación.

De hecho, la consejera Rocío Lucas avanzaba el pasado  28 de abril en rueda de prensa que al menos 103 del total de 682 centros públicos y privados de Castilla y León en los que se implantará la enseñanza gratuita para el citado tramos de edad, necesitan acometer obras de acondicionamiento tras la revisión de los técnicos y tras el “exhaustivo estudio” de las direcciones provinciales de Educación, con lo que se prevé que llegarán aptos para el inicio de curso en septiembre.  En Segovia la oferta llega a medio centenar de centros públicos y privados.

Dos técnicos por grupo

El personal que atenderá a los nuevos escolares en los colegios públicos serán técnicos del ciclo superior de Educación Infantil, que contarán con “la supervisión del maestro que lleva el currículo”, han indicado fuentes de la Junta. La Consejería de Educación negocia con los sindicatos, en la Mesa de Laborales, la dotación de personal para este nuevo servicio gratuito para las familias.

De las últimas reuniones ha transcendido la intención de contratar a dos técnicos superiores de FP por cada unidad de 20 alumnos. Aún está por decidir si harán el mismo horario y jornada de los maestros de los colegios o seguirán el modelo de los técnicos de Infantil de las escuelas municipales y guarderías. Es una disyuntiva que están estudiando con detalle los trabajadores y sindicatos.

La consejera Rocío Lucas estimaba a finales de abril una contratación de entre 300 y 400 personas.