Un encuentro de fútbol 7 disputado en el campo anexo al pabellón Pedro Delgado. / KAMARERO
Publicidad

Apenas finalizada de manera oficial la campaña 19/20, y con la Federación Territorial estableciendo las clasificaciones oficiales de todas las categorías de fútbol y fútbol sala, como viene siendo habitual desde hace varias temporadas, los clubes de base han comenzado la campaña de captación de jugadores de cara a la próxima temporada.

La necesidad de informar a la Federación Territorial del número de equipos que cada club va a presentar en las diversas categorías antes de que concluya el mes de junio, aunque todavía no hay comunicación oficial sobre este hecho, obliga a los diferentes clubes a tener que preguntar a sus jugadores si quieren continuar casi antes de que concluyan las temporadas en curso.

Sin embargo, de cara a la próxima temporada los clubes se están encontrando con una dificultad añadida a la hora de conformar sus equipos. Y es que son muchas las incógnitas acerca de lo que sucederá con el deporte colectivo cuando llegue el otoño, y ello está retrayendo mucho a los padres de los futbolistas.

De esta forma, los clubes ya han avanzado diferentes tipos de iniciativas para tratar de hacer su oferta más atractiva. Desde la posibilidad de fraccionar aún más los pagos, a descuentos para el caso de que no se pueda iniciar la competición, los jugadores comienzan a valorar las ofertas deportivas, y sus padres todas las alternativas para elegir la mejor opción. Pero ello siempre que se pueda practicar deporte con una cierta normalidad.