La imagen de Santa Marte sale en procesión portada por los miembros de la Asociación de Camareros de Segovia. / Nerea lLlorente
Publicidad

La Asociación de Camareros de Segovia celebró en el día de ayer la festividad de Santa Marta con una agenda cargada de actividades desde primera hora de la mañana y con el recuerdo de Pablo Gómez, ‘Pali’ en la memoria de todos sus compañeros.

Los camareros se reunieron a las 10.30 horas para celebrar la tradicional misa solemne en la iglesia parroquial de San Millán a la que acudió una gran congregación de feligreses. Tras la misa, los miembros de la Asociación sacaron en procesión la imagen de su patrona alrededor del tempo bajo los acordes y las jatas de la dulzaina y el tamboril.

Tras la tradicional subasta de andas, los camareros ofrecieron un refresco a los asistentes antes de partir en caravana por las calles de Segovia, repartiendo bebida y pinchos a todos aquellos que se encontraban a su paso, para hacerles partícipes de su fiesta.
Javier Bermejo, presidente de la asociación, se mostró muy contento de ver reunidos un año más a todos sus compañeros y de que los vecinos de Segovia siguen apoyando a uno de los colectivos más importantes de la ciudad. Tampoco quiso olvidarse de su compañero fallecido. “Pali era una persona que vivía por y para la asociación y le vamos a echar mucho de menos”, recordó.

Uno de los actos tradicionales de la fiesta de Santa Marta era su tradicional becerrada que por falta de presupuesto este año no se pudo celebrar. “Circustancialmente este año no se reunían las condiciones económicas para sacar adelante el festejo pero si en los años posteriores nos vamos recuperando seguramente que volvamos hacerlo”, explicó.

Uno de las cosas que reclaman desde la Asociación es que se les tenga más en cuenta en las tareas de formación de los jóvenes camareros. El colectivo, que cuenta con socios con más de 40 años de experiencia en el sector, estaría encantado de poder colaborar con la Escuela de Formación para aportar su conocimiento a las futuras generaciones.

El pasacalle terminó al medio día a los pies del acueducto desde donde todos los miembros de la Asociación se dirigieron al restaurante La Codorniz para celebrar una comida de hermandad en honor a los camareros jubilados y en la que se rindió un caluroso homenaje a Ángel Velasco Herranz, a Francisco Caro Moreno, a Gregorio Martín Robledo y a Juan Manuel Gómez de la Cruz que estuvieron acompañados por amigos y familiares.

Esta fiesta, que cuenta con más de 90 años de tradición, es un día de referencia para los hosteleros de Segovia, que cada año se involucran directamente para sacar el día de Santa Marta adelante y celebrar junto a sus compañeros de profesión el día de su patrona.