Publicidad

Efectivos del Cuerpo de Bomberos tuvieron que entrar ayer en un domicilio de la plaza de Día Sanz en un operativo dispuesto tras la alerta a la Policía de una persona que aseguraba que el familiar que vivía en esa vivienda llevaba cuatro días sin dar señales de vida. Hasta el domicilio se desplazó una dotación de Bomberos y patrullas de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía, que respondieron al requerimiento de la denunciante, y tras llamar repetidas veces a la puerta sin respuesta, optaron por entrar en la casa a través de una ventana exterior.

Según informó la Policía Local, el incidente quedó en solo un susto, ya que la persona que vive en el domicilio–de la que no se han facilitado datos de identificación – se encontraba en buen estado de salud, y  al parecer no había escuchado las llamadas por haberse quedado dormida.

En otro orden de cosas, una persona resultó herida en la noche del viernes a consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido en la calle Pintor Herrera, donde un motorista sufrió una caída de forma fortuita, y fue trasladado al Hospital General. En la madrugada del sábado, un turismo colisionó contra una furgoneta en  la calle Camino de la Presa, con daños materiales.