Simulación del ascensor entre la calle Mónaco y Valdevilla. / E. A.
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha adjudicado esta semana una de las principales inversiones del presupuesto de este año, las obras del recorrido accesible entre las calles Mónaco y Berlín, en el barrio de San José y la calle Mirasierra, en el de El Palo, que incluye dos ascensores y otras mejoras. La alcaldesa, Clara Luquero, anunció ayer que será la empresa Proforma Ejecución de Obras y Restauraciones la que finalmente ha sido propuesta por la Mesa de Contratación, con una oferta económica que alcanza los 359.672,5 euros (IVA incluido), lo que supone 73.734 menos que el presupuesto de licitación.

La adjudicación se ha realizado por procedimiento abierto y han concurrido once empresas pero la oferta de una de ellas, Mestolaya, fue rechazada porque “no explica satisfactoriamente el precio ofertado” al incluir valores anormales o desproporcionados, según fuentes municipales.

Desde el Partido Popular, el portavoz, Pablo Pérez, ha pedido a la alcaldesa “que nos explique cómo se reactiva la economía de la ciudad contratando empresas de fuera”, ya que señala que Proforma tiene su sede en Madrid. Los populares, que ya han señalado antes otros contratos municipales a empresas de otras provincias, afirman que las de Segovia van a salir desfavorecidas de la crisis por esta falta de apoyo.

Por otro lado, la alcaldesa ha anunciado que las obras del ascensor de la calle de Gascos están a punto de concluir después de varios meses de retraso motivado por el suministro de la cristalera, ya que la empresa fabricante permaneció inactiva parte del periodo de estado de alarma.