7 1nerea WEB 1
los segovianos juraron bandera en el Alcázar. /NEREA LLORENTE

Frente al Alcázar, la fortaleza que en 1764 fue elegida como sede del Real Colegio de Artillería, los artilleros celebraron ayer la festividad de su  patrona Santa Bárbara en un acto militar que este año tuvo una especial significación al conmemorarse el quinto centenario de la dedicación del arma a la santa siciliana.

En una fría mañana, los remozados jardines de la plaza fue el lugar elegido para este acto, presidido por el Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) Amador Enseñat y Barea, en el que participó la formación de alumnos de las escalas básica y superior de oficiales y suboficiales del arma acompañados por la música del Regimiento de Infanteria Inmemorial del Rey número 1. La  comunión entre Segovia y el centro de enseñanza militar quedó patente con la presencia de una amplia representación institucional encabezada por la alcaldesa Clara Martín, asi como por la del numeroso público que llenaba los espacios acotados por la organización para presenciar y participar en el acto.

El coronel director de la Academia, Rafael de Felipe Barahona, se dirigió a autoridades y alumnos para subrayar la importancia de este quinto centenario para el arma de artillería, al formar parte de su historia y tradición más arraigada, y destacó también que Segovia “y su Academia” forman parte de una hermosa historia en común que se inició en el Alcázar y que desde entonces sirve de puente entre el cielo y la tierra de Castilla”.

Asimismo, pidió a los alumnos que se sientan “herederos de esa primera compañía de cadetes que en 1764 egresaron del Real Colegio de Artillería y “honren la memoria de sus predecesores esforzándose en formarse como buenos artilleros”.

La Academia de Artillería distinguió a las instituciones locales con  la medalla  conmemorativa del Quinto centenario  entregando una placa a la alcaldesa Clara Martín, el presidente de la Diputación Miguel Angel de Vicente, la subdelegada del Gobierno Lirio Martín y el delegado territorial de la Junta José Mazarías.

El acto sirvió como marco para la jura de bandera civil de un total de 135 segovianos y segovianas que quisieron refrendar su compromiso con los valores de la Constitución y la nación ante el estandarte de la Academia de Artillería, que al final del acto fueron felicitados por el JEME, quien les animó a acrecentar su compromiso para “ser mejores ciudadanos”.