Los apicultores segovianos alertan de la escasa rentabilidad del sector

Profesionales de varios países compartirán conocimientos en la jornada que se celebrará el próximo sábado 23 en Segovia en la que se abordará la situación de la producción de miel

Juan Carlos Pérez Domingo y José Manuel Bermejo, en la presentación de la jornada de apicultura.
Juan Carlos Pérez Domingo y José Manuel Bermejo, en la presentación de la jornada de apicultura.

La Asociación Provincial de Apicultores Segovianos (Apase) y la organización agraria Uccl-Segovia, han alertado de la escasa rentabilidad que registra el sector, y de los peligros que le acechan, que van desde problemas comerciales y de precios de la miel, hasta sanitarios o de genética en las abejas.

Toda su problemática será analizada en una jornada que tendrá lugar este sábado día 23 en el hotel Puerta de Segovia, y que organiza Uccl-Segovia. A lo largo del día participarán productores, responsables de Ganadería de la Junta, veterinarios, técnicos, y habrá conexiones online con expertos de Argentina. En la presentación ayer de la jornada participaron Juan Carlos Pérez Domingo, responsable de Apicultura de Uccl en Castilla y León; y José Manuel Bermejo, como responsable provincial de la organización.

Según dijeron, el sector se enfrenta a problemas coyunturales como es la actual y progresiva sequía que hace que la producción de miel disminuya. El calor altera el ritmo normal de las colmenas y por tanto su producción cae. También la falta de lluvias reduce las flores en el campo y, por tanto, hay menos polen, de manera que las abejas disponen de menos alimento, menos proteínas y menos defensas ante las enfermedades que les acechan.

Una de estas enfermedades, cada vez de mayor incidencia, es la varroa, una patología exógena que provoca hasta el 30% de mortandad en las colmenas afectadas.

La escasez de flores está obligando a los apicultores a tener que alimentar a las abejas con miel de otros años. “Ahora, las abejas no vivirían si no hubiera apicultores”, afirmó Pérez de modo ilustrativo.

Por otro lado, los dos apicultores segovianos señalaron que se está registrando una intensa caída de precios de la miel a pesar de la menor producción. Indicaron que obedece a las importaciones de otros países. “Lo lógico es que, al haber menos producción este año, los precios suban; pero se está registrando una tendencia inversa, inexplicablemente”, afirmó Juan Carlos Pérez.

Denunciaron la “competencia desleal” que representan algunos productores que no están registrados, con los consiguientes riesgos sanitarios. Y también se refirieron al conflicto que surge entre apicultores trashumantes y los estáticos, debido a que la Administración no se hace cumplir la legislación.

Juan Carlos Pérez también apuntó otra amenaza para el sector como es el problema de genética que se va a producir con la combinación de distintas razas de abejas que, debido a esta falta de control de las colmenas errantes, puede acabar con la variedad autóctona española. En este sentido reclamó la necesidad de implantar las denominadas ‘zonas de fecundación’ porque las hembras pueden ser controladas por los apicultores, pero no los machos, ya que fecundan en vuelo. “Será un gran problema en poco tiempo”, advirtió.

Ver más artículos

Redactor jefe de EL ADELANTADO DE SEGOVIA