Olivia ya no está y nunca volverá. Ha sido presuntamente asesinada por su madre con solo seis años. Esta es la durísima realidad y tenía toda la vida por delante”. Así comienza el comunicado de prensa de su padre, Eugenio García, a raíz de la publicación por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) de su condena por malos tratos, que se califica como “interesada y sesgada”. Un comunicado firmado por su representación procesal, los abogados Daniel Labrador e Ignacio Blanco.
“Su madre, única responsable, nos la arrebató. A ello ha contribuido un sistema judicial imperfecto y una ley de violencia de género que acaba con la presunción de inocencia del varón”, se remarcó en el escrito publicado en el digital Segoviaudaz y fechado en Gijón este viernes cuatro de noviembre. A pesar de no remitir el comunicado al resto de medios que se hicieron eco de la información facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, los abogados manifiestan varios puntos sobre “las recientes noticias publicadas sobre la condena de don Eugenio García por un delito de malos tratos”.
En primer lugar, les preocupa “enormemente que el origen de la noticia sea una información facilitada por el TSJCyL, una información interesada y sesgada, pues se centra en el único pronunciamiento de condena, omitiendo los de absolución”.
Explicaron “el calvario judicial sufrido por Eugenio”, desde que se inició el divorcio. “Fue condenado por un delito malos tratos en su pena mínima, por la mera declaración de la señora Martínez, siendo absuelto respecto al resto de delitos por el que se le acusaban, como puede comprobar cualquier persona que haya tenido acceso a la sentencia facilitada incomprensiblemente por el TSJCyL”, detallaron.
Siguiendo los propios términos empleados por la sentencia de 11 de febrero de 2020, el testimonio de la exmujer y madre de Olivia “presenta contradicciones, lagunas, es parcial, omitiendo importantes detalles, que falta a la verdad u omite datos que entiende que la desfavorecen”. Además, en esa misma sentencia se refiere a la acusación de la madre a Eugenio de maltratar a la niña. “Declaración refutada por la empleada de la guardería, hasta el punto de referir la alegría de Olivia cuando la recogía su padre, mientras su madre nunca lo hacía”.

ACCIONES LEGALES
Los abogados, el segoviano Daniel Labrador y el asturiano Ignacio Blanco, expresaron que es “una condena que se repite todos los días en muchos juzgados de toda España ante la perversión de que un hombre tenga que acreditar en la intimidad familiar que no ha maltratado a su pareja, pero la mujer no tiene nada que acreditar”. De hecho, avanzaron que están valorando la posibilidad de interponer acciones contra el TSJCyL n