Casa Lectura Lorenzo Silva Presentacion Libro Comuneros KAM0385
La Casa de la Lectura acogió ayer la presentación del nuevo libro de Lorenzo Silva. / KAMARERO

Es conocido por sus novelas policíacas. Pero, en su último libro, el escritor Lorenzo Silva ha dejado a un lado este género. La Casa de la Lectura acogió ayer la presentación del libro ‘Castellano’, en el que relata la revuelta de los comuneros de 1.521 contra Carlos V, un hecho que considera que no tiene la importancia que merece y que ha recuperado para “aquellos lectores que no conocen nada de la historia”, asegura.

Así, aborda el comienzo de la sublevación, las razones que la motivaron, cómo acabó y las consecuencias que tuvo. El objetivo del escritor no era hacer un relato bélico o de aventuras, ni tampoco político, sino una narración histórica en la que contara lo ocurrido a través de personajes reales. “No quería inventar personajes de ficción”, explica.

Segovia juega un papel central en esta historia”, relata Lorenzo Silva. Aunque la rebelión empieza en Toledo, “Segovia es la que la hace irreversible”, sostiene. Cuando se cumplen 500 años de la revuelta comunera, Silva reflexiona sobre el carácter castellano, la identidad de Castilla y los castellanos, con especial hincapié en la aportación cultural, pero sin hacer “ninguna reivindicación política de Castilla”, puesto que le parece que “a estas alturas está bastante fuera de lugar”, proclama el literato.

El 23 de abril de 1.521, la épica revuelta de las gentes de Castilla puso fin al abuso de poder de Carlos V en la batalla de Villalar. Las tropas imperiales arrollaron a las de las Comunidades de Castilla y decapitaron a sus principales capitanes: Padilla, Bravo y Maldonado. Esto marcó el declive definitivo de un próspero reino que se extendía a lo largo de tres continentes.

Según Silva, al profundizar en la historia ha detectado que, tras la derrota de los comuneros, “Castilla prácticamente desapareció como sujeto político”. Fue el único reino que se sublevó contra Carlos V. De ahí que este hiciera “una represión durísima contra todos sus dirigentes y Castilla quedase prácticamente disuelta en el imperio”, manifiesta.

La primera idea de ‘Castellano’ la tuvo hace cerca de 10 años. Para llevar a cabo la elaboración de la obra, se ocupó de recoger y sintetizar unos hechos que revelaban el carácter del pueblo castellano y que fueron determinantes para constituir otro pueblo: el español. El profundizar en esta parte de la historia de España sirvió al autor, de ascendencia castellana por parte de su familia materna, para indagar en su propia identidad castellana y en lo que ha podido quedar de Castilla y de los castellanos como legado cultural, intelectual e incluso político.

Hace unos meses publicó esta novela, por lo que “ha tenido tiempo suficiente”, en palabras de Silva, para empezar a escribir su nueva obra que, esta vez sí, será policíaca