Raquel Pérez habla de la importancia de la comunicación y el buen diseño. /E. A.
Publicidad

La ingeniera de Telecomunicaciones por la Universidad de Valladolid, Raquel Pérez, directiva de la empresa de Telecomunicaciones Solid Gear, compartió ayer su experiencia con las alumnas del programa Stem Talent Girl y animó a las jóvenes estudiantes de Secundaria y Bachillerato a buscar e identificar su pasión y a vivirla sin dejarse amedrentar por tabús de género o miedos laborales. Recordó que cuando ella estudiaba decían que la gente que hacía Matemáticas solo tendría salidas en el mundo de la enseñanza y “hoy se los rifan” en las empresas.

En la masterclass que ofreció en la Biblioteca Pública de Segovia, Raquel Pérez demostró que ciencia y tecnología no están reñidos con humanismo, y puso mucho empeño en destacar el valor del trabajo en equipo, la empatía , la comunicación y las habilidades sociales que se engloban en el término soft skills para disfrutar del trabajo y conseguir mejores resultados. Hizo referencia directa a su experiencia como CEO de Solid GEAR, y al empeño de esta compañía con sede en Valladolid, que aporta soluciones móviles a empresas, de generar un ecosistema de trabajo atractivo y motivante para sus ingenieros.

La sesión de Stem Talent, en la que se dieron cita alumnas y algún joven estudiante, padres y profesores y representantes de la Gerencia de Servicios Sociales y de la Dirección Provincial de Educación, incluyó talleres y juegos dirigidos por Berta de Diego, especialista en Recursos Humanos.

El programa Stem Talent Girl, es una iniciativa de la Junta de Castilla y León dirigida a estudiantes de segundo ciclo de Secundaria y Bachillerato con la que se persigue reducir la brecha de género que existe en el ámbito en el ámbito universitario y laboral por la escasa presencia de mujeres en las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), estudios por los que solo se decantan el once por ciento de las jóvenes