laura baena club malasmadres 074
Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres. / EL ADELANTADO

En el año 2014, Laura Baena abrió una ventana hasta la fecha cerrada para expresar el sentimiento de muchas mujeres para quienes la experiencia de la maternidad había recortado su desarrollo profesional y personal fruto de los esclerotizados roles que hacen recaer sobre ellas el peso del hogar. Esa ventana se transformó en un edificio consolidado a través del Club de Malasmadres, creado a iniciativa de esta creativa publicitaria y comunicadora malagueña, cuyo esfuerzo ha sido recompensado este año por el concejo de Aguederas de Zamarramala, que le entregarán mañana domingo el ‘Matahombres de oro’ en el acto central de la fiesta de Santa Águeda.

Aunque reconoce que hasta que no tuvo noticia de la concesión del premio no sabía nada de esta fiesta, asegura con humor que su nombre “impacta, pero el de Malasmadres también impactó en su día por lo que a las Malasmadres les den el Matahombres no está mal”. Al profundizar en la filosofía de esta distinción, Baena asegura sentirse “orgullosa” de pertenecer a la nómina de premiados, y agradece el reconocimiento a una lucha que persigue “intentar que la realidad cambie en las mujeres, y que la m de madre no aplaste a la m de mujer”. Asimismo, el protagonismo que la fiesta de las zamarriegas da a la mujer “coincide con los objetivos que nos marcamos, que no es otro que poner en el centro a las mujeres para reconocer la carga invisible que portan tanto en el ámbito social como económico”.

La fundadora de Malasmadres asegura que la génesis de este movimiento que actualmente se ha convertido en un ‘lobby’ en temas de igualdad y mujer surge de su propia experiencia de maternidad, en la que sintió la necesidad de reivindicar un nuevo modelo social de madre alejado del concepto de “abnegación y sacrificio” que aún sigue instalado en el tejido social.

A pesar de los logros conseguidos durante este tiempo en materia de conciliación, Laura Baena asegura que las mujeres “hemos salido al mercado laboral, pero la sociedad no se ha comprometido con nosotras”, y aboga para que los partidos políticos, agentes sociales e instituciones trabajen en un pacto de estado a favor de la conciliación que delimite las nuevas reglas de juego en la convivencia entre hombres y mujeres desde un plano de igualdad.

Así, expresa la necesidad de promulgar leyes “que sean palanca de cambio, porque los procesos de cambio social y generacional son más lentos y hay medidas que no pueden esperar, como la ampliación de permisos de maternidad o de atención a los hijos por enfermedad o medidas de corresponsabilidad en las empresas”.

El objetivo más inmediato para Malasmadres no es otro que recuperar el terreno perdido en este ámbito por la pandemia, que ha obligado a muchas mujeres a renunciar a sus carreras profesionales para ejercer como cuidadoras de sus familias. De este modo, indica que “hemos dado muchos pasos atrás y va a costar mucho recuperar la anterior situación, que sin ser ideal, habrá que retomar implicando a los poderes públicos sin perder la esperanza de que este cambio va a llegar”.

Para ello, y de forma simbólica, Laura Baena aseguró que empleará el ‘Matahombres’ para aguijonear al Gobierno “que ha llegado tarde abandonando a las familias sin medidas de conciliación” y a los hombres “para que se comprometan en la labor familiar por corresponsabilidad y por derecho”.