Las zamarriegas tienen el mando

Las alcaldesas de la fiesta de Santa Águeda, Alicia y María del Carmen Grande Velasco, recibieron el bastón de manos de Pedro Arahuetes e invitaron a los representantes segovianos a participar en la celebración del domingo.

18

Cuenta la leyenda que las zamarriegas, con valentía, engalanadas con sus mejores trajes y utilizando su simpatía contribuyeron a que los tercios segovianos reconquistaran el Alcázar en poder de los Sarracenos, poniéndolo a disposición del rey Alfonso VI. Y, aunque hay licencias cronológicas en la historia popular, desde 1227, como premio a la colaboración, las mujeres de Zamarramala tienen derecho a ostentar el mando durante todo un día al año. Las zamarriegas hacen uso de este derecho coincidiendo con la celebración de las fiestas en honor a Santa Águeda.

Dando cumplimiento a la tradición, el alcalde Pedro Arahuetes puso ayer el bastón de mando en las manos de las hermanas Alicia y María del Carmen Grande Velasco, alcaldesas de Zamarramala de las fiestas de Santa Águeda de 2013.

El alcalde, acompañado por el concejal de Asuntos Sociales, Andrés Torquemada, ligado a Zamarramala, manifestó su deseo de que este acto de entrega de mando “sirva para seguir luchando por la igualdad entre hombres y mujeres y contra la violencia de género”. Arahuetes se mostró muy seguro del buen uso que darán las zamarriegas al poder otorgado, que “sabrán utilizar con la prudencia, audacia y astucia que caracteriza a las mujeres”, dijo el regidor.

Por su parte, las alcaldesas manifestaron la ilusión con la que han preparado e inician la fiesta, que esperan sea de “todos aquellos que quieran acompañarnos”. Alicia y María del Carmen Grande Velasco dijeron tener “buenas intenciones” al tomar el bastón de regidor y prometieron “no ser muy mandonas” aunque también matizaron que “se hará lo que corresponda como aguederas”. Curiosamente, la primera gestión que realizaron como alcaldesas fue en favor de los hombres de Zamarramala. Y es que solicitaron al Ayuntamiento de Segovia que abra una puerta en el centro cívico y cubra el patio de este local para ampliar el espacio utilizado por los varones. “Pedimos para que ellos estén más cómodos”, dijeron las alcaldesas.

Después de recibir el bastón, ataviadas con el traje de avisar (falda, jubón, mantón y toca), Alicia y María del Carmen Grande Velasco realizaron el habitual recorrido de visita a las autoridades segovianas, manteniendo breves reuniones con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López-Escobar, el vicepresidente de la Diputación Provincial, Miguel Ángel de Vicente; y la subdelegada del Gobierno en la provincia, Pilar Sanz García, quien será condecorada el domingo día 10 de febrero como aguedera honoraria y perpetua. También se desplazaron a la Academia de Artillería.

Aunque el sábado se nombran alcaldesinas a Elena González Grande y a Nieves Vaquero Grande, con vísperas en la parroquia y el canto del himno a Santa Águeda, la fiesta central tiene lugar el domingo, bajo la declaración de Interés Turístico Nacional.

La procesión con la imagen de la santa, juego de banderas y escolta de alabardas arrebatadas a los sarracenos en la reconquista del Alcázar, abrirá los actos del domingo. Después tendrá lugar la misa y acto seguido la entrega de los nombramientos “Matahombres de Oro” a la actriz Ana Duato y “Ome Bueno e Leal” al Festival Titirimundi y la lectura del pregón a cargo de la Coral Cuellarana.