Las mujeres rurales se reivindican como motor de futuro de los pueblos

Presidenta de Femur. Juana Borrego denuncia la falta de medios y los obstáculos que sortean las emprendedoras rurales y elogia su labor Premio Nacional. Las artistas Eva Isanta y Belinda Washington, la periodista Ana Belén Roy y la artesana Sheila Sequera reciben los Premios Mujer 2017

33

P. Bravo / segovia

Las mujeres han sido albaceas de las costumbres y tradiciones de los pueblos, hacen posible su presente y se reivindican como agentes de su desarrollo y pervivencia futura. La presidenta de la Federación de la Mujer Rural (Femur), Juana Borrego, ensalza la contribución atemporal de las habitantes de los pueblos y advierte que si las instituciones no valoran ni apoyan a las emprendedoras, los pueblos pueden desaparecer en 20 o 30 años”.

El elogio y la advertencia han sido expresadas en la gala de los Premios Nacionales Mujer 2017, organizada por Femur en Segovia para celebrar el Día Internacional de la Mujer Rural.

La jornada, que reunió en el Conservatorio de Música a unas 400 mujeres llegadas de distintas provincias, que disfrutaron conversando y fotografiándose con las famosas premiadas Eva Isanta, Belinda Washington y Ana Belén Roy y con la artesana Sheila Sequera, tuvo un ambiente lúdico pero también de un valor formativo y reivindicativo. Juana Borrego recordó ayer que Femur lleva décadas dando a conocer la situación de las mujeres rurales y aunque ha conseguido muchos logros, aún sigue siendo ignorada por las administraciones. “Desde que se creó la primera asociación en Hontalbilla en 1983 y después cuando se fundó la Federación en el año 91 llevamos gritando y dando voces a los gobiernos, pero todavía somos invisibles”, manifestó Juana Borrego.

Dificultades La presidenta de la federación que agrupa a más de 350.000 mujeres en España y trabaja en cooperación internacional, pidió que la discreción de las habitantes de los núcleos rurales no sea utilizada como excusa para que no se las tenga en cuenta porque de ellas depende en gran medida la alimentación y la sostenibilidad ambiental. Juana Borrego aseguró que el acceso a servicios y derechos básicos como a la educación, la sanidad, el transporte, las comunicaciones es “más difícil” en el medio rural que en la ciudad, pero para la mujer también lo es formar una familia y criar hijos “que luego se van a tener que ir” o encontrar trabajo porque solo quedan los que “dejan los hombres”. Juana Borrego también quiso elevar la autoestima de las asistentes a la ceremonia y pidió a las emprendedoras y trabajadoras rurales confianza en ellas y valentía para salir al mercado y dar a conocer su producción.

Protagonistas Tras una serie de conferencias, ponencias y discursos, tuvo lugar la duodécima edición de los Premios Nacionales Mujer que con los votos de las integrantes de Femur han recaído en la actriz Eva Isanta, “por su destreza y arte en el campo de la interpretación”, en la actriz y también cantante Belinda Washington, “por su trayectoria en el mundo del espectáculo”; en la periodista Ana Belén Roy, “por su profesionalidad y dedicación al mundo de la comunicación, y en la artesana dedicada al producción y comercialización de cosmética natural, Sheila Sequera, “por su labor como emprendedora”.

La gala de entrega de los premios fue conducida por la presentadora Consuelo Berlanga y las galardonadas hicieron alarde de simpatía y empatía con las asistentes.

Eva Isanta, actriz conocida por las series de televisión ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘La que se avecina’, se mostró agradecida con el premio porque viene de manos de mujeres que “son grandes ejemplos y gente muy sabia que ha aportado muchísimo en mi vida”. La periodista y presentadora de los informativos de TVE, Ana Belén Roy mostró su “admiración profunda” hacia las habitantes de los pueblos que son “motor de la sociedad” aunque a veces las urbanistas “no lo valoramos”. Ante los periodistas, la polifacética y famosa Belinda Washington, aseguró que el premio de Femur “es uno de los más importantes de mi vida” porque el mundo rural “está muy vinculado a mi infancia y a mi actualidad; tengo gallinas y cuido un huerto” dijo sonriendo para acto seguido añadir que siente “admiración y pasión” por este ámbito y sus pobladores. Belinda Washington aseguró que las mujeres que viven en este entorno “son inspiradoras de vida y lucha” y dijo estar dispuesta a ser su embajadora.

La artesana de Jaén, Sheila Sequera, explicó cómo había entrado en la producción de cosmética natural y de tratamiento de plantas medicinales, y ahora se dedica a llevar sus productos por mercadillos y a dar formación y cursos.