protesta ayuda domicilio
Los manifestantes llevaron sus demandas hasta la sede de la Diputación Provincial. / NEREA LLORENTE

Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación de Segovia protestaron este martes frente a la sede de la institución provincial para pedir que se cumpla con su convenio y se rescinda el contrato con la empresa Claros ante los “muchos incumplimientos” con sus empleados.

De esta forma, cerca de treinta personas se acercaron a reclamar al propio presidente de la Diputación y responsable del área de Servicios Sociales, Miguel Ángel de Vicente, que actúe frente a los abusos cometidos por la empresa.

Las trabajadoras denuncian un grave déficit en materia de prevención, incumplimientos con lo marcado por el convenio en cuanto a los cinco minutos adicionales a los 60 minutos de prestación efectiva y la contratación de personas sin la cualificación necesaria, entre otras infracciones que según ellas realiza la empresa Cloros.

De ser desoídas, las trabajadoras avisan de “más movilizaciones”.